A sus dos años oye por primera vez

Exámenes de audición a recién nacidos son claves para detectar problemas auditivos o para rehabilitación.

1555
María José García y Carla Alcivar son las tías de Rubén Mendoza, quien desde ayer ya puede escuchar. LCC

Una mirada de sorpresa fue una de las expresiones de Rubén Mendoza, de dos años y tres meses de edad, al escuchar por primera vez.
El niño fue uno de los 54 beneficiarios que ayer recibieron audífonos e implantes cocleares en el hospital “Vicente Corral Moscoso”, del Ministerio de Salud Pública (MSP).
Cuando nació, Rubén parecía que todo estaba normal, detalló Eduardo Bernardi, su tío, quien junto con otros familiares vino desde Rocafuerte, provincia de Manabí, para tratar su problema.
“Empezamos a darnos cuenta que algo no estaba bien cuando el niño dormía y a pesar del ruido no se inquietaba…”, señaló.
Así que la familia llevó a Rubén a que se le hagan exámenes de audiología y se determinó que no podía escuchar.
Pero fue por una vecina que se atendió en el hospital “Vicente Corral” que se enteraron del programa. Se contactaron con los médicos y fue así que en diciembre del 2018, al niño se le operó para instalarle un implante coclear en el oído derecho para que pueda oír. El dispositivo se activó ayer.
Bernardi indicó que para su familia es una bendición y alegría que su sobrino pueda escuchar, pues se comunicaba solo con señas. Ahora tendrá que acudir a terapias en la ciudad de Guayaquil, para continuar con su proceso.
Luego de la activación del implante, el niño no dejaba de jugar con un volquete de plástico y golpearlo contra el suelo, ante las miradas de sus tías que no dejaban de sonreír. “Estamos agradecidos con todos los médicos porque nos trataron bien. Todos estamos contentos”, sostuvo.

Casos
Los pacientes que tienen factores de riesgo de hipoacusia (disminución o pérdida de la audición) son aquellos que durante su nacimiento tuvieron problemas para respirar inmediatamente, necesitaron oxígeno complementario, ventilación mecánica o quienes recibieron cierto tipos de medicamentos, explicó Andrea Astudillo, otorrinolaringóloga del hospital.
A todos estos pacientes es obligatorio efectuarles un tamizaje auditivo, es decir, exámenes auditivos. Las pruebas deben hacerse en los primeros tres a seis meses de vida del bebé.
Si uno de los estudios resulta alterado a los seis meses, los niños ya deben estar en un plan de diagnóstico para identificar los problemas de audición.
Astudillo resaltó que un diagnóstico a tiempo permitirá rehabilitar a un niño para que desarrolle un lenguaje adecuado, pues no es lo mismo rehabilitar a un niño antes de los cuatro años, que a una edad mayor.
La especialista recomendó a las personas prestar atención a la reacción de los bebés al sonido, ya que si hasta los seis meses no reaccionan a los sonidos, es un signo de que algo ocurre. (PVI)-(I)

1.020 AUDÍFONOS EN 4 AÑOS

El proyecto de atención a personas con discapacidad auditiva y entrega de ayudas técnicas del hospital “Vicente Corral Moscoso” inició en el 2014, indicó Óscar Chango, gerente general de esta casa de salud.
Desde que comenzó el programa se han entregado más de 1.020 audífonos entregados, más de 117 implantes cocleares y 160 procesadores externos cambiados.
La institución se ha convertido en un hospital de referencia nacional en la colocación de implantes cocleares, implantes osteointegrados, cambio de procesadores externos, colocación de cintillos óseos y entrega de audífonos, a personas de varias provincias del país.
Chango comentó que el programa es gratuito e incluye el diagnóstico, atención, intervenciones quirúrgicas, colocación de los dispositivos y las terapias posteriores, ya que el éxito depende también de que los pacientes cumplan las rehabilitaciones. (PVI)-(I)