Ecuatoriano muere en accidente laboral en EE.UU

Familiares esperan que el Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana realice los trámites de repatriación.

4092
migrante ecuatoriano muere
En su tierra natal se levantó una capilla ardiente en memoria del migrante azuayo. IVM

El compatriota Edwin Macao Saquicela, de 27 años de edad, nativo de la comunidad de San Martín de Puzhio, perteneciente al cantón Chordeleg, provincia del Azuay, falleció la mañana del último jueves en la localidad de Long Island en los Estados Unidos (EEUU) tras sufrir un accidente laboral.
El lamentable hecho ocurrió cuando la víctima laboraba en una construcción, allí sufrió una caída de unos tres metros (m) de altura donde quedó gravemente herido. Según versiones de sus compañeros, fue llevado de urgencia a un hospital donde murió.
Macao tenía previsto regresar a su tierra natal en el 2020 para reencontrarse con sus seres queridos. Se conoció que el hoy occiso era soltero, radicó 10 años en los EE.UU junto con su padre y tres hermanos.
Los allegados solicitaron al Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana que faciliten los trámites respectivos para repatriar el cuerpo.

Testimonio

Digna Isabel Saquicela, su madre, llora desconsolada, todavía no puede creer que su hijo regresará a su hogar dentro de un ataúd. «Cuando se fue a los 17 años me dijo mamita voy a trabajar para ayudarle, le prometo que no le faltará nada…» recordó la mujer entre lágrimas.
Saquicela indicó que ahora solo le quedan recuerdos de Edwin. Contó que cuando estaba en Chordeleg ayudaba a su madre en labores de artesanía y agrícolas, además señaló que era un joven muy alegre.
En medio del dolor de los familiares, amigos y vecinos se levantó una capilla ardiente en el domicilio donde nació Macao.

Otro migrante murió en diciembre

Marco Martínez, de 18 años, nativo de Gulag, de la parroquia Dug-Dug del cantón Paute, provincia del Azuay, fue aplastado por un carro elevador en la construcción en la que trabajaba. El lamentable accidente ocurrió el 11 de diciembre del 2018 en El Bronx, en New York.
El 27 de agosto del mismo año que sufrió el accidente salió desde Gulag, con destino al país del norte. Vivía con Digna Arias Cumbe, su madre, y dos hermanas de 11 y siete años, a quienes quería darles el estudio.
El joven hizo un primer intento de viajar a EE.UU., y adquirió una deuda de cerca de 14.000 dólares, pero lo estafaron. Para el segundo viaje hizo un préstamo de 23.000 dólares. Cuando Martínez llegó a EE.UU., comenzó a trabajar en un restaurante en diferentes labores, pero luego fue a la construcción porque le ofrecieron un mejor sueldo.
La noche del miércoles 9 de enero arribó desde Estados Unidos (EE.UU) el cadáver de Marco Martínez a su parroquia natal Dug Dug donde fue recibido con cánticos por sus allegados y amigos. (IVM)-(I)