Un primer plano al legado de Raúl Ruiz

963
Francisco Álvarez y Sebastián Sánchez son los impulsores de God/Art la revista de cine más leída del Ecuador.

La edición número tres de la revista God/Art es una edición especial. Por ser la tercera, Francisco Álvarez y Sebastián Sánchez decidieron ofrecer, a través de este medio, un homenaje a un grande del mundo cinematográfico chileno y universal, se trata del ya desaparecido Raúl Ruiz.
Cabe recordar que la revista es un órgano de difusión y este año se sometió a un proceso de remodelación, fue por ello que los jóvenes cineastas orientaron su visión para darle a la revista un carácter y una forma editorial sólida, dirigida a ciertos tipos de cine muy concretos, por cierto.
El decidir por una edición especial y concentrarse en el cineasta chileno habla también del carácter de la revista y de los editores, llega a ser un gesto valorado internacionalmente.
Elegir a Raúl Ruiz como el personaje para la primera edición especial responde por una parte a los apegos de los miembros de la revista, como también a la connotación que tiene este nombre en el campo del séptimo arte que surgió en este Cono Sur, y también dejando ver que es muy poco lo que se ha escrito sobre él.
Ruiz cuenta a su haber con más de cien películas y muchas de ellas están perdidas. Fundador del Grupo de Cine de la Unidad Popular es un director de los años 60 y 70, del siglo pasado, apoyaba las ideas y gestiones de Salvador Allende y con el Golpe de Estado de 1973 se exilió primero en Francia y luego en Portugal. En ese proceso de abandono de su tierra se perdieron las películas.
El cineasta fue un creador que estaba en contra del guión de hierro, que no era otra cosa que un guión al estilo Hollywood. Un creador asiduo, así es recordado Raúl Ruiz, un director que hacía películas en tres días, en seis meses; películas de alto y bajo presupuesto; algunas encomendadas por municipios y hasta por mecenas.
“Nosotros consideramos que Raúl Ruiz es uno de los cineastas más prolíficos de América, y creo que es imposible definir características de su obra porque, él al haber sido uno de los más grandes intelectuales chilenos, su obra abarca ejes estéticos diversos, es una obra inclasificable”, dice Francisco Álvarez, quien exploró el universo cinematográfico de este hombre que hizo películas experimentales casi por completo. (BSG)-(I)