Dos centenarios celebrará Museo Remigio Crespo

Y hay que tomar en cuenta estos aspectos porque el 2019 es un año de centenarios de hechos que sellaron el desarrollo cultural, histórico y de identidad cultural de Cuenca. Dos de ellos: los cien años de la llegada de Max Uhle, y los cien años de la Fiesta de la Lira.

884
René Cardoso, director de la Casa Museo, dio a conocer detalles de los acontecimientos registrados cien años atrás. LCC

En el Museo Remigio Crespo la planificación de la programación 2019 tiene como base algunas envolturas: la experiencia, el reconocer errores, corregirlos, conocer las reacciones y opiniones de los públicos que llegaron al museo el año pasado y que, según los registros, superan los 50.000. Eso resulta fundamental para una planificación anual que refuerza acciones.
Y hay que tomar en cuenta estos aspectos porque el 2019 es un año de centenarios de hechos que sellaron el desarrollo cultural, histórico y de identidad cultural de Cuenca. Dos de ellos: los cien años de la llegada de Max Uhle, y los cien años de la Fiesta de la Lira.
Partiendo entonces de ese principio universal en el cual un museo se define por sus colecciones, la Casa Museo Remigio Crespo atesora testimonios, elementos que dan cuenta de estos hechos y de muchos más.
Del centenario de la llegada de Uhle, se tiene colecciones y muchas historias a ser descubiertas, reflexionadas y contadas, dice René Cardoso, director de la Casa Museo, para referir a la reserva de arqueología que reposa en la casona centenaria desde 1946; 18.000 piezas que dan fe de 12.000 años de historia.
Si la Casa de Remigio Crespo es un espacio con cien años de historia y, dentro de ellos, 20 años como la época de oro, cuyo periodo va entre 1917 a 1937, la pregunta es, ¿cómo relacionar los 12.000 años con los 100? La respuesta, la bisagra que enlaza estos acontecimientos es el arqueólogo Jacinto Jijón y Caamaño, quien en ese entonces tenía como invitado en su casa al alemán Max Uhle.
Remigio Crespo escribió a Jacinto para que Max visite Cuenca y así fue, el arqueólogo llegó hace cien años a la ciudad donde emprendió investigaciones en Pumapungo y otros espacios, hechos que imprimen el inicio de la arqueología en nuestra ciudad.
La historia es el hilo conductor para la exposición que con motivo de los cien años de llegada del alemán se hará en la Casa Museo. La muestra tiene como soporte los estudios de Jaime Idrovo, quien realizó la curaduría, de cada uno de los elementos.
En cuanto a los cien años de la Fiesta de la Lira, este acontecimiento también tiene la firma de Crespo Toral, solo que el firmante es Roberto, hermano de Remigio. Visionario emprendedor y empresario, Roberto reunió en su quinta a sus amigos poetas, Alfonso Moreno Mora, el mismo Remigio, entre otros, y de ellos nace la Fiesta de la Lira.
Alfonso, Remigio, Honorato Vázquez y otros poetas deciden realizar en mayo de 1919 la primera edición. No manifestarse sobre este centenario sería inconcebible para la Casa Museo y en esa línea, este año se hará otra exposición fotográfica, con los archivos que se captaron en las diversas ediciones de la Lira, imágenes que cuentan cómo fueron esos encuentros. La muestra está también prevista para este año. (BSG)-(I)