“El gobierno está cogobernado por el Partido Social Cristiano”

1970
Guillermo Lasso, excandidato a la Presidencia del Ecuador

Guillermo Lasso, principal líder del movimiento político Creando Oportunidades (CREO), confirmó que será candidato a la Presidencia del Ecuador en las elecciones de 2021.

Estuvo en Cuenca y en la provincia de Cañar para presentar a los aspirantes a los comicios seccionales de este 24 de marzo de 2019, y oficializar las alianzas con algunas agrupaciones políticas.

Está convencido de que los candidatos de CREO obtendrán buenos resultados en esta contienda en la que se elegirá a los nuevos alcaldes; prefectos y viceprefectos; concejales y representantes de juntas parroquiales.

– El tema de los diezmos en la Asamblea Nacional ha salpicado también al bloque de CREO, pues hay una acusación contra Ana Galarza, asambleísta de este movimiento. ¿Cuál es su posición como principal líder de esta organización?

Ana Galarza ha tomado la decisión correcta, con mucha valentía y decisión, acudir a la fiscalía, a pedirle al fiscal que sea investigada, es decir, que la denuncia presentada contra ella se investigue de inmediato y como dice el dicho popular el que nada debe nada teme, y luego se ha conformado ya una comisión de la Asamblea Nacional para revisar el tema.

– ¿De confirmarse responsabilidad de la legisladora, cómo va a actuar CREO?

De confirmarse si es que hubiese, lo cual no podemos decirlo ahora, porque no debemos de dudar del honor de ninguna persona hasta que se demuestre lo contrario, pues sería separada del bloque y probablemente también del movimiento CREO.

– Usted ha cuestionado la conformación del Consejo Nacional Electoral (CNE) en los últimos 10 años. ¿Está de acuerdo ahora con la nueva conformación de este organismo, en donde algunas fuerzas políticas tienen su representación?

El problema que hubo en la década correísta, es que hubo la hegemonía de un partido político, gobernado por una persona, ya vemos todo lo que ahí sucedió, a nosotros como Compromiso Ecuador se nos negó una consulta popular para que sea el pueblo el que se exprese en las urnas si estaba o no de acuerdo con la reelección indefinida, y se negó ese pedido, y luego fue una propuesta de campaña nuestra, y luego la tomó Lenín Moreno para legitimarse en el cargo… Si eso ha pasado en el Ecuador en los últimos 10 años, no podemos permitir que en los próximos años se repita el modelo de la hegemonía de un partido político con un líder dejando a un lado a todas las fuerzas políticas. Creo que los cambios en el CNE están bien… Le hemos planteado una serie de inquietudes como CREO, irregularidades en las provincias de El Oro, en Manabí, en Azuay…

– ¿Qué irregularidades se han detectado en Azuay?

Fueron públicas, aquellos comentarios de que se inscribieron candidaturas pasadas la hora límite.

¿Se refiere al Partido Social Cristiano?

Si.

– ¿Estaría usted de acuerdo con adelantar las elecciones presidenciales, pues Lenín Moreno ha dicho que es un gobierno de transición?

No, en lo absoluto, yo creo que Moreno tiene que terminar su periodo de cuatro años y es un gobierno que está cogobernado digámoslo así por Alianza País, liderado por Moreno y el Partido Social Cristiano, eso es evidente, y yo creo que debe de concluir el periodo para que lleguen las elecciones del año 2021 y se escoja legítimamente un gobierno que verdaderamente impulse un cambio en el Ecuador…

– En los últimos días se han incrementado los reclamos por el impuesto verde. ¿Cree usted que debe ser eliminado?

Definitivamente que sí, era nuestra propuesta de campaña, peor aún cuando el impuesto verde fue creado para evitar incrementar el precio de los combustibles, ahora incrementan el precio de los combustibles y mantienen el impuesto verde…

– En las elecciones presidencial de 2017 usted trabajó de cerca con Paúl Carrasco. ¿Para estas nuevas elecciones de 2019 por qué no continuó esta suerte de alianza?

Por Paúl Carrasco yo guardo mucha consideración, mucha gratitud y mucho cariño, hay lugares como Cañar donde hemos hecho una alianza con Podemos, en Cuenca no lo hemos hecho, pero no es consecuencia que haya una mala relación…

– En el ámbito económico ¿Cómo ve usted las medidas económicas planteadas por el Gobierno Nacional?

El modelo económico implementado por el gobierno de Lenín Moreno es el mismo del gobierno de (Rafael) Correa, un Estado gastador, muy grande, un Estado que en el apetito de gastar se ha endeudado en los últimos nueve años seis veces, de 10.000 a 60.000 millones de dólares, un gobierno que ha promovido 26 reformas tributarias en 12 años, y por último ahora suben los precios de los combustibles…Lamentablemente el déficit fiscal va a continuar en este año, lo cual implicado que el Ecuador deberá seguir endeudándose…

– ¿Está usted de acuerdo con el retiro de los subsidios a los combustibles?

Yo creo que el tema tenemos que verlo desde un punto de vista global, esas medidas no son medidas que permitan superar el problema del déficit fiscal que tiene el gobierno, lo que el gobierno debe de hacer y se resiste es reducir el gasto público.

– Pero el gobierno insiste en que es necesario ese gasto para contratar y pagar médicos, profesores, construir escuelas…

Lo esencial de la actividad de un gobierno es precisamente salud; educación; seguridad interna y externa; y relaciones internacionales, pero hay una serie de empresas, instituciones y organismos que no agregan valor a la vida de los ecuatorianos, por ejemplo de que sirve tener una compañía aérea como TAME que pierde dinero todos los años, parece absurdo que el gobierno suba impuestos para tomar dinero del bolsillo de la familia y entregarlo en pérdidas a una compañía aérea, por lo tanto yo creo que si hay espacio para reducir el tamaño del estado sin tocar las actividades fundamentales de un gobierno…

– ¿Estaría usted de acuerdo con privatizar las centrales hidroeléctricas, como se cree que es la intención del Gobierno Nacional?

El gobierno lo que está hablando es de concesión, no de privatización, yo creo que lo que debe de hacer el gobierno si quiere llevar a cabo un proceso de este tipo, debe de ser un proceso transparente, por medio de una licitación pública internacional, sería muy lamentable que entre gallos y media noche se asigne a dedo una concesión, porque entonces seguiríamos en la ruta de la corrupción correísta.