Crisis en el IESS

1316

El Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social atraviesa una grave crisis financiera, que pudiera eventualmente colapsar el sistema de pensiones a los jubilados, las prestaciones de salud y otros beneficios en favor de los afiliados. Estas dramáticas revelaciones las hizo el nuevo personero del Instituto, quien plantea una serie de medidas destinadas a evitar que el IESS entre en una crisis insalvable por falta de recursos.

El Gobierno anterior, al negarse a reconocer la deuda del Estado al Instituto, en realidad dio un golpe de gracia a los recursos del organismo, que debió echar mano a los fondos de los pensionistas, para atender las apremiantes necesidades en el área de la Salud. Si a esto se suma los casos de corrupción como las multimillonarias adquisiciones de medicamentos, muchos de los cuales no eran necesarios, y en cambio faltaban muchos fármacos indispensables. También el manejo irresponsable de los recursos del IESS por parte de sucesivas administraciones, que incluso tomaron los recursos de los afiliados como una especie de “caja chica” para campañas políticas, produjo la crisis de la cual hoy se pretende salvar a la Institución.
Se plantea, entre los remedios para evitar el colapso del IESS, incrementar el número de los afiliados, mediante el ingreso al sistema de los denominados trabajadores independientes y de cientos de miles de ecuatorianos que residen en el exterior, y que con su afiliación pudieran capitalizar al Instituto. También se habla de incrementar el monto de las aportaciones de los afiliados para sostener las finanzas del Instituto.

Sin embargo, un tema fundamental que se teme tocar es el irresponsable y demagógico sistema de cobertura, no solo para los afiliados sino para todos sus familiares, lo cual evidentemente provoca el colapso en los servicios de Salud a causa de esta cobertura no financiada, y que anualmente provoca baches de cientos de millones en el fondo de prestaciones médicas, afectando además a los fondos de pensiones, porque se toma de estos los recursos que faltan para la Salud.