Investigan dos ranas en riesgo de extinguirse

El Parque Nacional Cajas (PNC) nuevamente es parte de un plan internacional de investigación y conservación de la naturaleza. Esta vez con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

862
Dos especies de ranas atelopus nanay y atelopus exiguus vive en el Cajas y están en riesgo de desaparecer. LCC

Se trata del proyecto de Conservación de la Biodiversidad de Anfibios Ecuatorianos y Uso Sostenible de sus Recursos Genéticos, para el que el PNUD ha destinado un presupuesto de 2.726.908 dólares, más recursos de contrapartes nacionales.

En Cuenca participan el Ministerio del Ambiente (MAE), de la provincia de Azuay; la Empresa de Telecomunicaciones, Agua Potable y Alcantarillado (ETAPA EP); y el zoológico Bioparque Amaru.

El principal objetivo es evitar la extinción de dos especies de ranas encontradas en algunos lugares del PNC. Estas son: atelopus nanay y atelopus exiguus, que están en riesgo de desaparecer.

Especies

José Cáceres, biólogo y técnico de biodiversidad del PNC, explicó que ETAPA EP trabaja en esta zona en un plan de manejo, rescate y diagnóstico de anfibios desde 2011.

Esta iniciativa, dijo, nació por la presencia de especies únicas en el mundo que han sido detectadas en el Macizo del Cajas, en el área núcleo y sus alrededores como el PNC y áreas protegidas de reserva hídrica y de biodiversidad.

Cáceres recordó que hasta los años 80 las ranas atelopus nanay eran fáciles de localizar en el PNC, y que ahora en un último muestreo para encontrar una se demoraron casi 10 meses.

“Son animales muy pequeños, que tienen un canto muy bajito, no es muy fácil de detectarles, su propia coloración, que es parte de su mecanismo de defensa y protección contra depredadores, les facilita ocultarse…”, señaló.

Monitoreo

Juan Webster, biólogo, especialista en bioseguridad y técnico del MAE, es otro de los profesionales que participa en este proyecto. Se encarga del monitoreo de estos anfibios en el PNC.

Adelantó que tienen trazada una metodología para esta tarea para buscar a estos animales en tres locales específicas como las cuencas de los ríos Angas, Atugyacu y Jerez.

La atelopus nanay y la exiguus son de la familia bufonidae. Son endémicas de Ecuador y su hábitat natural incluye praderas tropicales o subtropicales a gran altitud, ríos, marismas de agua dulce, y nacientes.

Otro de los propósitos de este programa del PNUD es el descubrimiento de compuestos activos derivados de la secreción de la piel de los anfibios ecuatorianos para aplicaciones potenciales en biomedicina.

Y también la aplicación de un marco de Acceso a los recursos genéticos y Distribución equitativa de sus Beneficios (ADB) consolidado, con el uso de anfibios como estudio de caso piloto. (CSM)-(I)

LABORATORIO

Noemí Torres, doctora en anfibios, del zoológico Bioparque Amaru, explicó que en el Parque Nacional Cajas (PNC), donde viven las especies atelopus nanay y exiguus se recogen datos como temperatura del agua, oxígeno, solutos y PH.

Señaló que estos parámetros sirven para tratar de recrear ciertas condiciones climáticas en el laboratorio de Amaru y con eso crear la posibilidad de que estos anfibios se reproduzcan.

Torres detalló que actualmente tienen cuatro acuaterrarios en los que actualmente se hacen cuatro ensayos de reproducción. Uno con atelopus nanay y los otros tres con atelopus exiguus.

Refirió que por ahora dos parejas han dado señales de que están en la búsqueda de donde colocar los huevos debajo del agua, por lo que se prevé que tengan los primeros resultados en un mes.

DETALLES

El Centro Jambatu de Investigación y Conservación de Anfibios es parte del programa proyecto de Conservación de la Biodiversidad de Anfibios Ecuatorianos y Uso Sostenible de sus Recursos Genéticos.

De acuerdo con la Empresa de Telecomunicaciones, Agua Potable y Alcantarillado (ETAPA EP), en el Parque Nacional Cajas (PNC) hay 17 especies de anfibios formalmente descritas.

El Programa de las Naciones Unidades para el Desarrollo (PNUD) tiene entre sus objetivos en Ecuador implementar acciones de emergencia integradas para conservar la diversidad de anfibios.

El estudio de los anfibios tiene entre sus objetivos el descubrimiento de compuestos activos derivados de la secreción de la piel de los anfibios ecuatorianos para aplicaciones potenciales en biomedicina.