Devotos rinden homenaje al Divino Niño Migrante

Una tradición católica que se realiza desde hace diez años, para rendir homenaje de agradecimiento a milagros recibidos, dice mantenedora del Pase.

1002
Luego de dos horas y media de caminata, llegó la sagrada imagen del Divino Niño Migrante a la iglesia La Catedral, en donde se realizó una liturgia. ACR

Tradición católica que cumple diez años de historia con participación de barrios, familias y planteles educativos

La familia Chávez, con su carreta de trabajo decorada y con la imagen del Divino Niño, contó milagros recibidos. ACR


Coreografías de música y danza intervinieron este sábado durante la Pasada. ACR

Una carreta -color azul y toldo verde- adornada con chupetes, papas fritas y otras golosinas y en el cajón del centro la imagen del Divino Niño adornada con una manta rosada, era llevada por Gloria Chávez, de 67 años de edad, y su familia.

Ellos caminaron ayer desde radio La Voz del Río Tarqui, ubicada en la calle Manuel Vega entre Juan Jaramillo y Presidente Córdova, pasaron por la Simón Bolívar hasta la Iglesia Catedral, en donde se realizó una liturgia en honor al Divino Niño Migrante.

Previamente en la Pasada los integrantes de la familia Chávez iban entusiastas, orgullosos con la carreta que es su herramienta de trabajo diario. Laboran en el mercado El Arenal en la venta de tamales, humitas y café.

Doña Gloria siempre participa en la Pasada, según dice, tiene mucho que agradecerle al Divino Niño Migrante, pero posiblemente el milagro más grande, según dice, es que le “devolvió” a su yerno.

Milagros

“Mi yerno quiso irse a Estados Unidos pero se perdió en Guatemala por dos meses… le pedí al Niño que me lo devuelva vivo o muerto, y al mes que le comencé a pedir en la oración, supe de mi yerno, él mismo me llamó al teléfono, estaba sano y salvo y le ayudaron a pasar”, dice.

Como el milagro para esta familia, hubo otros narrados por personas que este sábado acompañaron en la Pasada organizada durante una década por fundadores e integrantes de radio La Voz del Río Tarqui.
La mantenedora del Pase, Rosa María Pulla Célleri, gerente de la emisora, expresa que tiene mucho que agradecerle al Divino Niño, por eso inició esta tradición el 31 de enero de 2009.

“Es en honor a la salud de mi esposo, el Divino Niño le devolvió la salud. Mi esposo tuvo cáncer y un linfoma maligno y en EE.UU. le desahuciaron… han pasado diez años y él está junto a nosotros”, narra.
Por diferentes motivos, su marido no participó en la Pasada de este 12 de enero, está en el exterior con sus hijos.
Doña Rosa reconoce el apoyo que para esta tradición recibe de la comunidad migrante.

Colegios

La banda del plantel educativo Benigno Malo abrió la caminata, le siguieron los alumnos de establecimientos como el Corazón de María, Sudamericano y otros. Hubo familias organizadas y barrios que intervinieron con coreografías, danzas y más demostraciones artísticas.

La mantenedora del Pase llevaba en sus manos la pequeña imagen del Divino Niño Migrante, sobre la cual caían cientos de pétalos de rosas, arrojados por los transeúntes. Este 2019 la representación de Jesús portaba vestido color amarillo y lentejuelas doradas, donado por Rosario González. (ACR)-(I)

MÁS DETALLES

Algunas coreografías que participaron hicieron gala de trajes típicos, fueron representaciones diversas de amigos y familia: la comparsa del Perpetuo Socorro, grupo Reina del Cisne, Pueblo Nuevo y otros.

Manuel Tenempaguay, de la parroquia Sayausí, llegó con un caballo y dos yeguas, se sumó a la caminata; comentó que para él este es un día festivo porque le dice gracias al Divino Niño que le da salud.