Los obreros tienen una “casa” para conseguir empleo

El proyecto es del Municipio y tiene el objetivo de evitar que trabajadores se aglomeren en la plaza San Francisco a pedir trabajo.

1661
El local de la Casa del Obrero está en las calles El Batán y Edwin Sacoto, sector de la Feria Libre. PSR

“Creo que este lugar es bueno. Nos irá mejor que en la plaza y es más seguro que estar en la calle…” comentó ayer Manuel Jara, albañil que a sus 63 años todavía se desempeña en su oficio.
Jara es uno de los aproximadamente 120 obreros que diariamente acuden a la Plaza de San Francisco en espera de que alguien los contrate.
Sin embargo, desde ayer tienen a sus disposición la Casa del Obrero implementada por la Municipalidad, con la que el Ayuntamiento busca erradicar, o al menos, reducir el número de personas que aún se congregan en una esquina de la plaza en busca de trabajo.
El lugar está en las calles El Batán y Edwin Sacoto, por el sector de la Feria Libre.
Quienes accedan al servicio recibirán capacitación, apoyo nutricional, atención médica y odontológica, tanto para ellos y sus familias, explicó Cecilia Ordóñez, titular de la Dirección Municipal de Desarrollo Social y Económico.
“Hemos realizado socializaciones desde hace dos semanas con los ciudadanos y los trabajadores sobre el proyecto…” indicó la funcionaria y añadió que van a hacer activaciones en los centros comerciales para dar a conocer el servicio.

Proceso

Para acceder a los servicios de la Casa del Obrero, los interesados deberán llenar una ficha socio económica que será verificada por el área de Trabajo Social.
El objetivo es contar con un catastro de trabajadores y que los empresarios o profesionales que necesiten sus servicios los contraten en el establecimiento, es decir, ya no tendrán que ir a la plaza San Francisco en busca de mano de obra.
Cecilia Ordóñez, dijo que también se elaborarán currículus digitales de los beneficiaros para promover sus habilidades en las redes sociales y se trabajará con la red Socio Empleo.
Manuel Jara opinó que el proyecto es positivo, pues en la plaza estaban expuestos a la delincuencia, personas que ingerían alcohol y no siempre conseguía trabajo.
Miguel Peña, joyero y relojero de 60 años, manifestó que la obra es buena y espera aprender más cosas en las capacitaciones.
En su caso solía ir a la plaza todos los lunes, pero no lo contrataban, pues actualmente en su área no hay demanda. “Estoy entusiasmado al participara en este programa y quiero capacitarme”, señaló.
La Directora de Desarrollo Social y Económico refirió que el número de personas que aún acude a San Francisco es variante.
Se ha identificado a ciudadanos que vienen de otros cantones, así como de Perú y Colombia que se quedan una o dos semanas y luego se van.
La intención es que ya no existan ciudadanos pidiendo trabajo en el sector por lo que el proceso será permanente. (PVI)-(I)

HORARIO

– La Casa del Obrero atenderá de lunes a viernes desde las 07:00 hasta las 17:00. El lugar tiene una sala de capacitación y oficinas administrativas para atender a quienes necesitan del programa.