Investigan asesinato tras hallazgo de torso humano en el río Burgay

Las autoridades sospechan que el torso hallado en descomposición sería de un hombre de 40 años.

4293
Personal de la Policía Nacional en coordinación con otras instituciones desarrollan la búsqueda de restos humanos a lo largo del río Burgay, en Azogues. Foto cortesía

Tras el hallazgo de un torso humano en el río Burgay, la Fiscalía de Cañar considera que es evidente que se trató de un macabro asesinato.

Y es que al cadáver de un hombre de aproximadamente 40 años le faltan los brazos, las piernas y la cabeza.

El cuerpo fue divisado la tarde del último lunes 7 de enero, cuando era arrastrado por el caudal del río Burgay a la altura de la ciudad de Azogues. Aquel día, una intensa lluvia provocó el incremento del caudal del afluente; la corriente llevó el cadáver aguas abajo.

Personal del Cuerpo de Bomberos y de la Cruz Roja desarrollaron una ardua búsqueda por la riberas del Burgay, hasta lograr su ubicación en la ciudadela El Carmín, de la parroquia Javier Loyola de Azogues.
Se trataba de la parte de un cuerpo humano en avanzado estado de descomposición.

Ximena Rojas, fiscal de Azogues que inició la investigación del caso, señaló que el cadáver correspondería a un hombre entre los 40 a 50 años.

La Fiscalía indica que en la provincia de Cañar no existen reportes de personas desaparecidas. Sin embargo, se registra una denuncia por la desaparición de una persona en la provincia de Azuay, que podría coincidir con la edad del cuerpo localizado. El reporte de desaparición es de un hombre de nacionalidad colombiana de aproximadamente 40 años.

Ahora, hay coordinación entre las Fiscalías de Azuay y Cañar para ubicar a los familiares de la persona desaparecida y realizar un análisis de ADN que confirme o descarte la hipótesis. El cadáver fue llevado a la morgue del Hospital Homero Castanier de Azogues y posteriormente será trasladado al Centro Forense de Cuenca, puesto que requiere refrigeración.

Los investigadores estiman que el dorso tiene unos 20 a 30 días de descomposición.

La Fiscalía sostiene que la persona que falleció fue víctima de tortura y es evidente que le cortaron sus extremidades inferiores, superiores y la cabeza; en la espalda presenta dos puñaladas. Todo hace concluir que se trató de una muerte violenta.

John Romo, fiscal Provincial de Cañar, manifiesta que se trata de un asesinato que requiere investigación científica y espera que se pueda obtener la identidad de los restos humanos. “Es triste cómo la sociedad se está degradando”, concluyó.

Mientras tanto, este martes 8 de enero, personal de la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida, Desapariciones, Extorsión y Secuestros de Personas (Dinased) en coordinación con rescatistas del Cuerpo de Bomberos de Azogues desarrollaron una búsqueda en el río Burgay, desde Azogues hacia Biblián, con el propósito de localizar las partes faltantes del cadáver.

Las autoridades coinciden que es la primera vez que se produce un crimen con estas circunstancias en las que una persona es asesinada, luego desmembrada y abandonada en el río. (KOQ)-(I)

DETALLES:

– El pasado 29 de diciembre de 2018, en el río Burgay a la altura de la zona céntrica de la ciudad de Azogues fue hallada una pierna humana. También estaba en descomposición.

– La Policía Nacional y la Fiscalía desarrollan las investigaciones para determinar si la pierna encontrada en diciembre pasado corresponde al cuerpo encontrado esta semana.