Cuatro muestras acoge Museo Remigio Crespo

Tres exposiciones son una especie de viaje en el tiempo; la otra es una visión contemporánea y cotidiana.

1409
Fotografías, cámaras fotográficas, retratos de precursores del arte fotográfico en Cuenca se muestran hasta fines de marzo. PSR

En la Casa Museo Remigio Crespo hay cuatro muestras. Todas se sustentan en el plan trazado por el museo hace cuatro años, sobre cómo aplicar la política cultural en el espacio, un punto de partida de las funciones a cumplir.
Las muestras son parte de los productos que la ciudadanía requiere. “Albaquía”, en homenaje al centenario del natalicio de César Dávila que estará hasta fines de enero; “Rostros del Barrio”, para esa relación entre el Museo y sus vecinos; “Maestros de la Fotografía”, una colección de Gustavo Landívar en piezas y fotografías, las dos se verán hasta fines de marzo; y “Personajes en la historia del Periodismo Cuencano” que se levantará a finales de febrero próximo.
Las cuatro muestras responden a los nueve ejes temáticos planteados por los directivos de la Casa Museo dentro del esquema museográfico. Estos ejes son: La ciudad hace cien años, La Casa Remigio Crespo, El Museo y el entorno, Maestros de la fotografía, La ciudad y su pasado aborigen, Mujeres que dejaron huella, La poesía, El Museo y el barrio, y La Huerta, ejes que responden a un primer ejercicio de disciplina, de visión y horizonte a donde se quiere llegar; no son definitivos sino un primer ejercicio para alcanzar las metas.
La simultaneidad de las exposiciones es parte de las dinámicas que se encuentran en el ejercicio museístico. “La cultura no puede entrar en un cuadro rígido de planificación, hasta cierto punto se puede planificar los pensamientos e ideas, pero no siempre, lo ideal es tener ejercicios de planificación que traten de ordenar este enorme mundo diverso que es la intangibilidad del pensamiento y la cultura”, explicó René Cardoso, director de la Casa Museo.

Fotografía

Cada una de las exposiciones cuenta con un personal especializado que estudia el contenido, la propuesta, la museografía. “Gustavo Landívar: Las colecciones. Serie maestros de la fotografía”, significa un encuentro con este arte de antaño en la ciudad.
La pasión de Landívar por el coleccionismo de fotografías y cámaras, se convierte de pronto en el canal comunicativo sobre la historia de la fotografía por una parte, y por otra de los aportes fotográficos cuencanos que en diversas épocas registraron escenas y acontecimientos de la ciudad.
Todo lo que se ve es producto del intenso proceso de investigación tecnológica, histórica, social y artística. Tecnológica porque enseña modelos que testimonian la evolución de los equipos mecánicos fotográficos, empezando con la imagen de la cámara “Eastman modelo A1” en manos de Emanuel Vázquez; y pasando por una serie de cámaras de diverso tamaño y funciones, que captaron miles de imágenes.

Rostros de pobladores del barrio se enseñan en otra de las salas de la Casa Museo. PSR

Rostros

La segunda exposición tiene como temática la relación del Museo y el barrio, de allí surge “Rostros del Barrio” que se realizó en dos etapas: la primera con una exposición a cielo abierto a lo largo de la Calle Larga, y la segunda parte que se enseña ahora en las salas del museo.
Es una exposición que retrata la cotidianidad del sector, la gente. Doce personajes representan la diversidad de oficios y culturas que viven en el barrio. Imágenes de quienes vivieron en el barrio y partieron de este mundo; otras que retratan a hombres y mujeres parte activa del sector, gente sencilla, trabajadora, que vive en la zona y hace la historia desde sus oficios, saberes y tradiciones. (BSG)-(I)

PERSONAJES DEL PERIODISMO

Las dos muestras entran en conjugación con “Albaquía”, propuesta que narra visual y textualmente sobre lo que fue la obra, presencia, aporte legado de siempre de César Dávila Andrade.
Juan Pablo Ordóñez y Mario Rodríguez Dávila son los precursores de esta exposición que recorre el país. Y a pocos días de festejar al periodista azuayo, se expone “Personajes en la historia del Periodismo Cuencano”, que alude a lo que se llamaría la escuela de periodismo azuayo con connotación nacional. Allí están los aportes de figuras como: Fray Vicente Solano, Manuel J. Calle, Benigno Malo, Alberto Muñoz Vernaza, José Peralta, Julio Matovelle y otros intelectuales que se expresaron desde diversas ideologías, liberales, progresistas, conservadores.
Grandes plumas que expusieron su pensamiento en el marco del respeto. “Solo el museo puede hacer el milagro de unir a grandes personajes diversos en un solo espacio, todos ocupando el mismo nivel de importancia, respeto”, señaló René Cardoso, director del Museo Remigio Crespo Toral. (BSG)-(I)