Jueces ratifican sentencia de 29 años de prisión en caso de violación en Azuay

1407
La audiencia de apelación de sentencia se desarrolló en la Sala de Garantías Penales del Azuay.

Los jueces de la Sala de Garantías Penales del Azuay ratificaron la sentencia de 29 años y cuatro meses de privación de libertad, en contra de Luis Patricio O., responsable de la violación a su hijastra de 9 años de edad.

También ordenaron que el sentenciado cancele 2.500 dólares como reparación integral a la víctima.

El fallo fue anunciado luego de que los jueces rechazaron el recurso de apelación interpuesto por la defensa del sentenciado.

De acuerdo con un informe de la Fiscalía, la fiscal Elizabeth Valarezo dirigió la investigación del caso que permitió comprobar que la madrugada del 21 de abril de 2018, Luis Patricio O. agredió sexualmente a su hijastra dentro de un bus, estacionado afuera del domicilio familiar, ubicado en el Barrio Lindo, del cantón Gualaceo.

La abuela de la niña y otros familiares se percataron del hecho y retuvieron al sentenciado hasta que llegaron agentes policiales para detenerlo en delito flagrante.

Por las graves lesiones, la niña fue internada en el hospital de Gualaceo y luego trasladada al hospital del cantón Sígsig, donde fue intervenida quirúrgicamente.

Durante la audiencia de juicio, desarrollada en octubre de 2018, la fiscal Valarezo presentó el testimonio anticipado de la niña y los testimonios de su abuela, familiares y agentes de policía que investigaron el hecho.

Además, la Fiscalía contó con el testimonio del médico legista que realizó el examen ginecológico y concluyó que la niña fue víctima de violación.

En la diligencia judicial de juzgamiento, también dio su testimonio la perito que efectuó el examen psicológico, con el que se comprobó que la niña tiene estrés postraumático como consecuencia de la agresión sexual. (REM)-(I)

DELITO:

La Fiscalía procesó al sentenciado según el artículo 171 del Código Orgánico Integral Penal (COIP), que sanciona el delito de violación con privación de libertad de 19 a 22 años. En este caso los jueces consideraron agravantes.