José Astudillo, exdirector del CNE, advirtió presuntas anomalías

Reorganización en direcciones provinciales se las atribuye a “intereses” de Pachakutik, CREO y PSC.

1383
José Astudillo (c) advirtió que en la gestión del CNE hay injerencia de organizaciones políticas. PSR

José Astudillo, quien fue por 28 días director de la Delegación del Consejo Nacional Electoral (CNE) en la provincia del Azuay, advirtió ayer que su despido, y el de al menos ocho directores provinciales, se debe a una estrategia nacional.

El objetivo de la misma, según Astudillo, es permitir la administración de este organismo electoral de acuerdo con intereses de las organizaciones políticas que actualmente la integran.
Estas son: los movimientos Pachakutik, Creando Oportunidades (CREO) y Alianza País (AP); y, además, el Partido Social Cristiano (PSC).

El cese de funciones de Astudillo, por parte del pleno del CNE, se dio la semana pasada luego de un confuso incidente el 21 de diciembre anterior, jornada en la que finalizó las inscripciones de las candidaturas para las elecciones del 24 de marzo de 2019.

Ese día representantes del PSC no cumplieron con el registro de las postulaciones hasta las 18:00 como estaba previsto; sin embargo, la documentación les fue recibida fuera de tiempo.

Esto tras un pedido de Diana Atamaint, presidenta del CNE, quien se comunicó vía telefónica con Astudillo y con la Junta Provincial Electoral (JPE) del Azuay.

Esto provocó desacuerdos.

“Queremos alertar a la población porque entendíamos que la reinstitucionalización de las organizaciones del Estado iba a ayudar a que la ciudadanía confíe en lo que el CNE tenía que hacer en el cuidado de la decisión popular…”, dijo.

A criterio de Astudillo los cambios repentinos de directores, juntas electorales y personal del CNE pone en riesgo la organización de los próximos comicios seccionales.

Consulta

Recordó que está aprobada por el CNE y pendiente de ejecutarse una consulta popular en el cantón Girón para poner a consideración de la población si continúa o no la explotación minera en Loma Larga, antes conocido como Quimsacocha.

Carlos Castro, presidente del Colegio de Abogados del Azuay (CAA), rechazó la decisión del CNE de retirar de su cargo a Astudillo, dado que se considera que se trata de “injerencia política”.

“Al parecer en este país se van turnando los dueños del país, en este Ecuador se van turnando los dueños de las instituciones jurídicas y políticas, simplemente cambiamos de mano y cambiamos de amo (…)”, expresó.

Y agregó: “es inaudito que se recree, se repita la vieja historia de este país, que uno, dos o tres partidos políticos asuman el control del CNE, y que crean que las instituciones son latifundios o haciendas (…)”.

Advirtió que de ser necesario saldrán a las calles para pedir que se haga efectiva la reinstitucionalización de todas las instancias del Estado y el respeto a su autonomía. (CSM)-(I)