El teatro tendrá rol protagonico en Bicentenario

Este año es el de la víspera del Bicentenario de la Independencia de Cuenca. Los integrantes de Barojo no esperarán a que llegue el día para la celebración

753
Piotr Zalamea dio a conocer las propuestas de trabajo que ya empezaron en el 2018 y se concretan en este 2019. LCC

Este año es el de la víspera del Bicentenario de la Independencia de Cuenca. Los integrantes de Barojo no esperarán a que llegue el día para la celebración y, con algo más de un año, planifican algunas propuestas que abarcarán historias, anécdotas, presencia de personajes importantes que se deben conocer para llegar al Bicentenario.
Uno de esos emblemáticos protagonistas será el “Suco de la guerra”, figura popular casi mítica e inolvidable, el más recordado porque, el “Suco” sería el iniciador del “Cuenca en Cuentos”, el hombre tenía historias únicas que relataba a cambio de un cigarro o unas monedas.
Lo llamaron el “Suco de la guerra” porque en la sabiduría popular está como impregnada esas cosas que decía y entre ellas que él había participado en una guerra. ¿Sería la de 1941? No se sabe a ciencia cierta si lo hizo o no, pero el “Suco” lo aseguraba y muchos de sus cuentos tenían que ver con ese belicismo.
El “Suco” era de esos cargadores que se ponía dos costales al hombro, pero decían que algunos de esos bultos tenían papeles. Tan acogedoras historias contó el personaje, que muchos infantes de décadas atrás se reunían alrededor de esos costales para escucharlas, deleitarse con ese verbo.
El tema de los personajes protagónicos en la historia de la cotidianidad cuencana histórica son muchos, incluso en el 2018 salieron a la luz algunos nombres como el de Tomás Ordóñez, Taita Honorato, el “Cura sin cabeza”, el Comandante de Profundis; a ellos se suma lo hablado sobre la leyenda de Abdón Calderón, pero hay otros personajes que permanecen casi anónimos y son importantes dentro de la historia.
Hombres y mujeres, el objetivo de los actores y director de Barojo es tomar en consideración el papel de las mujeres en esa época marcada por la fuerte presencia familiar y social de las féminas.
Los planteamientos de trabajo relacionados con el arte escénico son variados en materia de historias, protagonistas, héroes; pero además en cosas nuevas, y una de ellas es la preparación de la obra “Takina Yaguarpak”, una versión de la obra “Bodas de sangre” de Federico García Lorca, para construirse en comunidades indígenas de los Andes.
Piotr Zalamea, director de Barojo, explica que, la obra de García Lorca en el trasfondo tiene mucha cercanía con cosas que aún se ven en algunas comunidades, ciertas rivalidades familiares, el origen, disputas, en fin, “Bodas de Sangre” habla de ese desacuerdo con una boda, porque la familia de uno de los contrayentes no está dentro de la tradición marcada por los clanes familiares. Esas cosas que parecen superadas no son tan así, aún prevalecen en comunidades cuencanas, de Cañar y pesan más que el amor.
La adaptación de la historia se presentó al Programa de Apoyos para la creación de obras de Iberescena, organismo que entregará un aporte económico para llevarla este año a las tablas.
La dirección estará a cargo de Barojo, como también los actores. La codirección y asistencia de dirección llegan de España. Los músicos serán de Perú y otra parte de España, artistas que ya trabajaron con melodías andinas y construirán el ambiente sonoro. (BSG)-(I)

ACTIVIDADES PREPARATORIAS

Los productores son de Colombia, porque el estreno de “Takina Yaguarpak” será en Cali y antes de llegar a Ecuador realizará una gira por algunas ciudades del vecino país. Varias urbes del norte ecuatoriano también verán esta propuesta. A mediados de enero llegan a la ciudad los directores españoles para dejar listo el montaje. En febrero próximo comenzará el trabajo de los músicos de Perú junto con los actores quienes ya estudian el texto. Marzo será el tiempo de construir la obra y en abril entran vestuaristas, escenógrafos, responsables de maquillaje. Al final de ese mes se hará un pre estreno de toda la propuesta, en la Casa de la Cultura, una presentación previa al gran estreno en Colombia. (BSG)-(I)