Parto en libre posición tiene acogida

Una práctica que va ganando terreno, fusiona la medicina moderna y científica, con las prácticas ancestrales.

2419
Parto en libre posición
La partera Leonor Cabrera, hace su trabajo con una mujer embarazada, durante uno de los talleres.(Cortesía)

Mujeres embarazadas como Susana Quito, de 39 años, oriunda de la comunidad de Patadel del cantón Nabón, y madre de 2 hijas, ahora tienen la posibilidad de decidir cómo alumbrar a sus hijos. Asistió a varios talleres en los que se les preparó durante el embarazo. Decidió dar a luz en posición sentada, junto a la comadrona y el personal del Centro de Salud.
La sala que la mujer escogió para el parto, en el Centro de Salud Tipo C de Nabón, es una de las Unidades de Trabajo de Parto y Recuperación (UTPR), más modernas y bien equipadas de la Zona 6, según explicaron los funcionarios de la casa de salud, donde se promueve la práctica del parto humanizado, para brindar una atención de calidad durante el embarazo, parto y posparto.
En la casa de salud del cantón azuayo, se da servicio con enfoque intercultural, garantizando el derecho que tiene la mujer a decidir el tipo y la modalidad de alumbramiento, con el asesoramiento oportuno y el acompañamiento del esposo o un familiar, si así es su decisión.
Carelis Tarazón, ginecóloga del centro de salud del Ministerio de Salud Pública, y responsable del área Ginecobstétrica de esta entidad, destacó el incremento de partos en libre posición, con respecto a otros años.
En este año, hasta noviembre ya se había registrado un aumento del 8% en partos naturales, siendo la posición sentada la de mayor elección por parte de las mujeres embarazadas, por considerar la más cómoda, ya que les permite a ellas durante las labores de parto, tener más fuerzas, respirar bien y pasar suficiente oxígeno al bebé.
La funcionaria resaltó asimismo, el trabajo en equipo que se realiza en territorio mismo, ésto para promover el parto en libre posición o parto natural, en sus diversas formas.
El proceso inicia con la captación de las embarazadas, el seguimiento durante la etapa de gestación, asesoría mediante talleres de psicoprofilaxis, los cuales contribuyen a tener un alumbramiento seguro, y reducir las complicaciones obstétricas y prevenir muertes maternas o neonatales.
Instrumentos
La sala de parto de la mencionada casa de salud, está adecuada para que las usuarias puedan utilizar una tela suspendida, cuerdas, sillas o agarraderas para dar a luz de manera vertical, puede ser de cuclillas, arrodillada, acostada de lado, sentada, de pie, o incluso pueden desplazarse, pararse o sentarse, lo que contribuye a manejar el dolor y a facilitar la posición del bebé para su nacimiento.
Las maternas pueden estar acompañadas de su esposo o un familiar si así lo desean, tienen derecho a elegir la posición del parto, usar la vestimenta según su cultura, ser atendidas por comadronas de su confianza, y beber líquidos elaborados con plantas medicinales, para calmar los nervios principalmente.
Esta práctica de alumbramiento ha tenido gran acogida en el cantón Nabón, más aun cuando en esta zona existe un alto índice de población indígena, que por tradición ha preferido acudir a las comadronas y no a las casas de salud, ahora, al tener una metología que fusiona la medicina moderna con la ancestral, se sienten en confianza y optan por esta modalidad.

ESTADISTICAS
* Hasta noviembre del 2018, en la casa de salud de Nabón, se atendió 74 partos, de éstos 68 fueron en libre posición, lo que representa un incremento del 91,89% frente al 83,84%, registrado durante el 2017.