Un mirador se construye en el cantón El Pan

Otra obra en ejecución es el proyecto de agua potable en su segunda fase, con apoyo de la CELEC.

1847
El Pan Azuay
Primeros trabajos de la fase 1, que se ejecuta en el mirador de Ñuñurco.(Cortesía)

El Gobierno Municipal del cantón El Pan de la provincia del Azuay, trabaja en un proyecto turístico, con miras a dinamizar la economía local, a más de facilitar el acceso a un sector apropiado para disfrutar de un paisaje espectacular en diferentes direcciones.
Se ejecuta al momento la primera etapa, que comprende la construcción de la torre en la cima del cerro Ñuñurco, la cual tendrá unos 7 metros de altura y en cuya cúspide tendrá un faro que dará la bienvenida al cantón El Pan; se están utilizando materiales de la zona y amigables con el entorno. La gente podrá subir hasta la parte más alta.
El mirador incluye la colocación de la imagen del Divino Niño, la cual ya fue elaborada por la comunidad de Ñuñurco, que es devota de esta imagen y ya fue colocado en estos días, con motivo de la Navidad. La estatua con la base respectiva, tiene en total 2.5 metros de altura.
La primera etapa se estima que concluya en febrero de 2019; la siguiente etapa comprende la construcción de caminerías, pasamanos, y adecuación de áreas verdes; se podrá realizar caminatas en todo el cerro.
Desde este lugar, según explicaciones del acalde Wilson Ramírez, se tiene una vista panorámica maravillosa hacia los cantones Guachapala, Paute, El Pan y hacia la represa de Mazar.
Las camineras se construirán en un total de 500 metros de longitud, estará adecuadas con pasamanos, habrá zonas de descanso y mobiliarios de madera, además de áreas verdes.
Al momento el avance es de un 15%. Parte del equipamiento será también un dispensador de agua, batería sanitaria e iluminación del área.
La primera etapa cuesta 26.000 dólares, pero en su integridad el proyecto está valorado en 70.000 dólares. La segunda etapa iniciará una vez que termine la primera y se espera que quede concluida la obra a mediados de octubre, afirmó Wilson Ramírez, quien aseguró que pese a estar como candidato para la reelección, continuará en las funciones de alcalde, porque hay proyectos importantes que deben avanzar.
Entre otros importantes proyectos en marcha, mencionó la segunda etapa del proyecto de agua potable para el cantón, que debe iniciar en enero próximo, con una inversión de 820.000 dólares; la primera costó 750.000 dólares, en la que se construyó parte de la infraestructura. Y en la segunda que está por iniciar se trabajará en la construcción de redes de distribución para Turi, Cedropamba y San Vicente.
El proyecto tiene un 75% de ejecución; concluida la segunda etapa se construirá la tercera que incluye las redes de distribución del centro cantonal y las comunidades Ñuñurco, Tablahuayco, San Francisco, entre otras. (AZD)-(I)

INVERSIÓN
* El proyecto de agua potable cuesta 2.5 millones de dólares incluidos los estudios, el 80% es financiamiento de CELEC y el 20% son recursos municipales.