Evite enfermarse por la cena de fin de año

Las comidas altas en grasa animal, en porciones excesivas o mal preparadas causan enfermedades estomacales.

652
Hay que servir porciones adecuadas de los platos típicos como el chancho hornado para evitar complicaciones. PSR

Una deliciosa cena es parte de la celebración para despedir el 2018, sin embargo, los excesos pueden afectar al organismo y apañar el inicio del año nuevo, advierten los médicos.
Hay que tomar en cuenta la cantidad de comida que se ingiera, su calidad y la manipulación al momento de prepararla, para prevenir las afectaciones gastroinstestinales o las Enfermedades Transmitidas por Alimentos (ETA) menciona Oscar Chango, gerente general del hospital “Vicente Corral Moscoso”.
“Las enfermedades gastrointestinales son la sexta causa de atención en el servicio de emergencia del hospital…”, indica, mientras que en las ETA, el 50 % de pacientes afectados son niños menores de 5 años.
Entre los síntomas de las enfermedades están la fiebre, dolor de cabeza, nausea, vómito, diarrea, dolor abdominal y escalofrío, que caracterizan a estas patologías, sobre todo después de que una persona ha comido alimentos en malas condiciones.

Prevención

Hay cinco normas básicas para prevenir enfermarse. La primera es usar agua y alimentos seguros para el consumo.
Luego está mantener la limpieza, es decir, que el lugar donde se prepara la comida ese limpio así como las superficie y utensilios para cocinar.
En tercer lugar está el separar los alimentos crudos como la carnes, el pollo y pescado; de los que ya se han cocinado, para que los jugos que segregan los primeros no contaminen al resto de alimentos.
Otra recomendación es cocinar sobre todo las carnes de forma completa, en especial las porciones grandes, así como los huevos y los productos con cremas, mayonesa o leche.
Finalmente hay que mantener los alimentos a temperatura segura, pues a veces las comidas se dejan a temperatura ambiente por más de dos horas y lo ideal es que esté “caliente o fría” para que los microorganismos no se reproduzcan y que sea fresca, explica Chango.
Si luego de comer, se presentan síntomas de enfermedades gastrointestinales o ETA, “no hay que automedicarse, al contrario hay que hidratarse con suero oral y acudir a un centro de salud.

Nutrición

Las comidas en diciembre y las cenas de fin de año se caracterizan por ser altas en proteína animal, es decir, carnes de chancho,cuy, pollo y pavo, que tienen alta cantidad de grasa.
Esto no solo complica la función digestivas, sino la salud de la población que en esta temporada generalmente sube de peso, refiere Marco Corte, especialista zonal de Promoción de la Salud del Ministerio de Salud Pública.
Para tener una cena saludable, el especialista sugiere no servir porciones excesivas de carne y también retirar todo el tejido graso (piel).
Es importante equilibrar la comida con ensaladas de verduras y hortalizas curdas, porque estas tienen fibra lo que ayuda a eliminar el exceso de grasa y da una sensación de saciedad.
Corte no recomienda servir postres que tengan carbohidratos y grasa, como las tortas o helados. En su lugar es mejor servir frutas ya sean enteras, picadas o en ensalada.
Otra medida es tomar suficiente agua, mínimo de tres a cuatro vaso al día, ya que ayuda a la digestión y hacer actividad física. (PVI)-(I)