“Regular el valor de predios ayudaría a controlar tránsito”

366

En “La ciudad no se mueve sola”, título de un libro y al mismo tiempo parte de su tesis doctoral, la catedrática Carla Hermida propone que controlar el precio de los terrenos, para evitar que la ciudad crezca demasiado, ayudaría a controlar el problema del tráfico.

Hay muchas fuerzas y actores que provocan e inciden en la movilidad de una ciudad -por eso lo de “no se mueve sola”-. No solo son los habitantes, los propietarios de vehículos, sino varios participantes como las autoridades que toman decisiones pero, mucho más, los técnicos intermedios.

Arquitectos, ingenieros civiles, ingenieros de tráfico vinculados en las tomas de decisiones de parte de los gobiernos locales, inciden mucho en la movilidad. También, tienen que ver decisiones de tipo político. Por ejemplo, cuando en una institución hay un cambio de administración y cambian todos los proyectos y planificación.

Por supuesto, los ciudadanos participan y deben ser tomados en cuenta. Si se quiere construir o habilitar ciclovías se debe socializar con ciclistas y conductores. “Actores de la participación ciudadana son todos”, manifiesta la autora.

Ella sugiere algunas propuestas como tener una “Ley Tributaria Inmobiliaria”, esto es recuperar parte de la plusvalía en los predios, ya que esto ayuda a controlar el valor del suelo y al momento que este está bajo control se evita otros conflictos. Por ejemplo: hoy, la ciudad se expande al área rural y suburbana debido al alto valor del suelo en el área céntrica y mientras los ciudadanos construyan más lejos sus viviendas, más agudos serán los conflictos del tráfico y la circulación vehicular.

La expansión de la ciudad está íntimamente ligada a la movilidad. Si la gente va a vivir afuera, casi, obligadamente, debe tener un carro. No le queda otra”. Pero ¿por qué va a vivir lejos? La gran mayoría -contesta- porque no puede pagar el precio de un terreno para una vivienda.

En su opinión, se vive una especulación inmobiliaria que causa este fenómeno, pero no es fácil tratar de controlar la misma vía tributos porque, como se comprobó, causa descontento social.

Para ayudar a una movilidad más óptima sugiere mejorar la legislación, concienciar a los técnicos, dar continuidad a las planificaciones sin importar los cambios de administración. (AVB)-(I)