¿Diciembre un mes para desestabilizar las finanzas?

Según el Código del Trabajo, esta remuneración extra equivale a la doceava parte de las remuneraciones recibidas durante todo el año, incluyendo horas extras y bonificaciones.

787

El mes más esperado para muchos llegó, cenas de navidad con los amigos, familiares, compañeros de oficina y regalos son algunos de los gastos en los que se incurren usualmente en diciembre, muchas veces producen un desbalance en las finanzas personales y familiares, es por ello que, una alternativa para afrontar estas deudas es el décimo tercer sueldo que recibe cada año todo empleado en relación de dependencia hasta el 24 de diciembre.

A partir del año 2015, los colaboradores bajo dependencia tienen la opción de decidir si quieren acumular este pago extra o mensualizarlo. Ese mismo año, más de 300 mil trabajadores optaron por recibir mensualmente la parte proporcional de este décimo tercer sueldo. De este total de trabajadores, 157 mil son trabajadores del sector privado y cerca de 152 mil del sector público.

Natalia Garzón, directora ejecutiva de Fundación Bien-Estar de Mutualista Pichincha considera que es importante saber cómo gastar este ingreso extra, de tal manera que no se vaya de las manos demasiado rápido. “Nuestro objetivo es convertirlo en dinero productivo y no derrocharlo”. A continuación detallamos algunas recomendaciones de la experta:

• Si se mensualiza el décimo tercer sueldo una gran opción es ahorrarlo cada mes en un plan programado en alguna institución financiera para ganar intereses.
• Si se acumula esta bonificación, es importante que al momento de recibirla se establezcan límites en los gastos. Garzón asegura que solo se debe gastar el 20% (la quinta parte) de los ingresos extras y el resto ahorrarlo para planes futuros o emergencias.
• Otra recomendación es finalizar el año sin deudas. Es necesario realizar una lista de las deudas que se podrían pagar como tarjetas de crédito o abonar al pago de la hipoteca de la casa; pero sobre todo y la más importante de todas, siempre destinar una cantidad al ahorro.
• Otro buen destino del bono navideño es emplearlo para realizar actividades que durante todo el año han podido hacerlo, por ejemplo, un chequeo médico completo.

Financiar los gastos inesperados, como comprar aquellos bienes que se ha deseado durante todo el año, con atractivas ofertas es el objetivo de esta bonificación. Lo que ha generado que se triplique la cantidad de compradores en los diferentes centros comerciales, a diferencia de los otros meses.

“Evita endeudarte durante este mes, sé cauteloso y no caigas en el derroche. No te dejes tentar por las ofertas navideñas, de esta manera no gastarás más de lo que recibiste como sueldo adicional” puntualizó Garzón.