El MAE reactivó la campaña “No arranques la piel de los bosques”

1339
Paúl Vintimilla, subgerente de Gestión Ambiental de ETAPA, Pablo Juela, Alfredo Puga y Catalina Albán.( En la rueda de prensa).(AZD)

El Ministerio del Ambiente, a través de la dirección provincial, anunció este martes la reactivación de la campaña, “No arranques la piel de los bosques”, misma que se viene desarrollando desde hace varios años con la finalidad de generar conciencia en la población, sobre la necesidad de eliminar el uso de musgos, líquenes, arbustos y más especies vegetales en la elaboración de pesebres, ya que esta costumbre genera graves daños al medio ambiente.

Para el efecto ha coordinado con la Unidad de Protección del Medio Ambiente (UPMA), de la Policía Nacional, la Comisión de Gestión Ambiental del Municipio de Cuenca (CGA), y la administración del Parque Nacional Cajas, con cuyos representantes presentó este martes la campaña, en una rueda de prensa.

Como parte de la campaña, del 4 al 31 de diciembre se realizarán charlas sobre educación ambiental dirigidas a estudiantes y dirigentes comunitarios; en estas jornadas se promoverá el uso de materiales sintéticos alternativos, o materiales reciclados, los cuales sumados a la creatividad, generan un ambiente navideño singular.

Según Fernando Juela, técnico de vida silvestre del MAE, desde el 2012 en que se viene desarrollando la campaña, que incluye operativos de control y decomisos, éstos últimos han ido disminuyendo, por ejemplo en el 2016, se decomisó una bromelia y 60 orquídeas; y en el 2017 fueron 67 orquídeas.

La importancia de la flora es de gran relevancia, y el daño ambiental que se produce al arrancar estas especies es que despojamos a otras especies que las utilizan como su hábitat, entre éstas, insectos y más animales, dijo Catalina Albán, directora de la CGA.

Por otro lado, los musgos son especies que retienen el agua por lo que destruirlos se produce un grave daño al ecosistema; un dato importante es que se trata de especies adaptadas a un hábitat muy particular porque son zonas donde hay abundante agua pero ésta se encuentra en el ambiente como vapor, es así que, de un metro cuadro de bosque andino se puede obtener hasta 2 litros de agua al día, únicamente extrayendo de la humedad, sin contar con la lluvia, entonces perder la cobertura vegetal es una gran pérdida, agregó Juela.(AZD)-(I)