Condenado a 34 años por femicidio en Patapamba de Turi

Juan Carlos Ch. fue sentenciado tras propinar 21 puñaladas a su conviviente.

1109
El miércoles 20 de diciembre de 2017, en la comunidad Patapamba de Turi, efectivos de la Policía Nacional realizaron el levantamiento del cuerpo de la víctima.

El Tribunal de Garantías Penales del Azuay declaró culpable a Juan Carlos Ch. y lo sentenció a 34 años y ocho meses de privación de libertad, por el femicidio de su esposa, Sandra Isabel Zhagüi Benavides, de 24 años de edad.

Además los jueces dispusieron que el sentenciado cancele un monto económico como reparación integral para la hija y mamá de la víctima.

El crimen ocurrió la noche del 19 de diciembre de 2017. De acuerdo a un informe de la Fiscalía, aquel día, Juan Carlos Ch. llegó a su domicilio, ubicado en la parroquia Turi, en Cuenca, y agredió a su esposa con un arma blanca, mientras ella se encontraba descansado en su cama. Luego arrastró el cuerpo y lo dejó abandonado en la parte externa de la casa.

Según la investigación dirigida por la fiscal Fernanda Aguirre, la víctima sustentaba económicamente el hogar. Aproximadamente 19 días antes de su muerte discutió con su esposo porque él le pidió dinero para comprarse unos zapatos y ella se negó a entregarle y le dijo que tenía dinero únicamente para los gastos de su hija.

Tras este episodio las peleas y discusiones fueron constantes, hasta que el círculo de violencia terminó con el fallecimiento de Sandra Zhagui.

Con los testimonios de la mamá, familiares y empleadora de Sandra Zhagui, así como con la pericia de necropsia psicológica y las copias certificadas de las medidas de protección solicitadas por la víctima -en el año 2016-, la Fiscalía comprobó que ella sufrió maltratos físicos y psicológicos, causados por su esposo.

También fueron presentados los testimonios de dos amigos del sentenciado. Mientras ingerían bebidas alcohólicas, a uno de ellos le conversó -antes de los hechos- que tenía planificado maltratar físicamente a su esposa y luego salir del país. Mientras que al otro le confesó que él fue causante de la muerte de ella.

Durante la audiencia de juicio, varios agentes de policía expusieron respecto a las pericias de inspección ocular técnica, reconocimiento del lugar, y la investigación del hecho. Adicional como prueba documental consta el informe de autopsia que señala que la víctima recibió 21 puñaladas.


DETALLES:

– El femicidio es sancionado en los artículos 141 y 142 del Código Orgánico Integral Penal (COIP), con privación de libertad de 22 a 26 años. Además los jueces aplicaron agravantes.

– La víctima era madre de una niña de 3 años; según los allegados, la noche que fue perpetrado el crimen la menor permanecía en la casa de un familiar y no presenció el hecho de violencia.