El Cuenca pone las “barbas en remojo”

Con el empate de anoche entra a la pugna por no caer a zona de penalización con Técnico Universitario y El Nacional

1899

Deportivo Cuenca empieza a poner las barbas en remojo tras el empate de anoche a un gol frente a Macará en el estadio Alejandro Serrano Aguilar. En la tabla acumulada es noveno con 42 puntos. le saca apenas tres puntos a Técnico Universitario y cuatro a El Nacional con tres partidos aún por disputar. Macará también empieza a relegarse en su objetivo de ganar la etapa. Es segundo con 32 +2.

En la primera etapa, los locales entraron nerviosos, imprecisos en los pases y sin claridad en la zona de definición. El nerviosismo partió desde el pórtico. Heras comprometió en dos ocasiones a su equipo siendo la acción más peligrosa la del minuto 21.

Por la banda derecha, Rojas retrocedió el balón para Bedoya y éste para Heras. El guardameta cuencano quiso salir jugando con Luca Sosa pero el pase le quedó corto. El delantero Pablo Burzio trató de sacar provecho del error pero se quedó en el intento ante la rápida reacción de Sosa que lanzó la pelota al córner.

Fue quizá uno de los partidos en el que menos pases pudieron conectar los morlacos, en parte por la férrea marca del rival. El conjunto ambateño también le tuvo en raya al local con pelotazos largos que no tuvieron buen destinatario ante la ausencia de Juan Tévez por acumulación de tarjetas amarillas.

La conquista del Cuenca llegó por un error del rival y el oportunismo de Rojas. El extremo sacó provechó de un falso rechazo de Luis Quiñónez para ganar la línea de fondo y sacar un centro a ras de piso para que Martínez, entre un bosque de piernas, anote de zurda su tercer gol en el balompié ecuatoriano. Se jugaban 35 minutos.

En el segundo tiempo, el Expreso Austral salió más conservador y le cedió la iniciativa al rival que logró el empate luego de un penal discutido. Ante la marca de Anthony Bedoya, Luis Quiñónez se dejó caer en el área y el experimentado Ronal de Jesús puso la igualdad al minuto 66.

Después el DT Richard Páez mandó a Fabricio Bagüí por el lesionado Bryan Carabalí; Emiliano Bonfiglí reemplazó a un desconocido Jacson Pita y Abel Araujo le tomó la posta a un agotado Edison Preciado.

En rueda de prensa, Páez aseguró que el equipo jugó mal pero al menos sacó un punto. Reconoció que sus jugadores corrieron y mostraron ganas, temperamento, pero se quedó inconforme con el funcionamiento. Sostuvo que el equipo perdió la brújula del buen juego por la demasiada carga de presión que tienen los jugadores por dar resultados.

Sobre su posible salida del Club, al finalizar la temporada, zanjó: “son rumores, son rumores” y manifestó que mantuvo algunas reuniones con la Comisión de Fútbol de cara a la temporada 2019. “Lo que le falta al equipo son cinco a siete jugadores de categoría experiencia y personalidad futbolística. Esperemos que la respuesta (de los directivos) sea la correcta”. (BST)-(D)

ROJO DESTACADO

Uno de los puntos fuertes del Cuenca ayer fue la zaga central. De allí salió el Rojo Destacado. Aunque la votación fue dividida por las fraternas emisoras FM88 y Splendid, el trofeo Diario El Mercurio se llevó Luca Sosa. Una mención especial para Emmanuel Martínez, por el gol.