Consejo de la Judicatura solo debe ser administrativo

969
Iván Saquicela Rodas

Está en pleno debate la conformación del Consejo de la Judicatura (CJ) definitivo y una serie de propuestas, de diferentes sectores, sobre reformas al sistema de justicia del país.

Todas tienen un mismo objetivo: garantizar la independencia de la Función Judicial y evitar que las demás funciones del Estado intervengan en las decisiones judiciales.

Para Iván Saquicela, exfiscal en la provincia de Azuay, catedrático universitario y juez de la Corte Nacional de Justicia (CNJ) del Ecuador, hay algunos aspectos que se deben tomar en cuenta.

– ¿Cuáles considera usted que son las reformas que se tienen que aplicar al sistema de justicia del Ecuador para garantizar su independencia?

Hay algunos aspectos fundamentales, partamos de algunos antecedentes, en América Latina desde algunos años atrás hubo varias reformas importantes en el sistema de justicia fundamentalmente en tres ámbitos; uno: en materia de derechos; dos: en materia procesal; y tres: en materia de gobierno de la función judicial.

Creo que en los aspectos de los derechos en el país se avanzó mucho, lo mismo en materia procedimental, y creo que hoy todavía tenemos problemas, inconvenientes y cuestionamientos en lo que tiene que ver con el gobierno del sistema de justicia…

En varios países, lo que se hizo es la creación de los llamados consejos de la judicatura o magistratura, que se conforman de distinta manera y tienen diferentes atribuciones. En Ecuador se consideró que podía ser una solución la creación de un consejo de la judicatura, en donde el aspecto administrativo, gubernativo y disciplinario no esté en manos de las propias autoridades jurisdiccionales, esto es la antigua Corte Suprema de Justicia… Se creyó que esa era una buena reforma para precisamente garantizar la independencia judicial…

¿Entonces esto no garantizó independencia judicial?

Soy de quienes creen que esa experiencia no ha garantizado la independencia judicial, lo cual es la mayor preocupación en cualquier país democrático como es el caso de Ecuador.

¿Entonces cómo garantizar la independencia judicial?

Se puede garantizar a través de la siguiente reforma por ejemplo: que el Consejo de la Judicatura no tenga la función disciplinaria, eso para mi es importante, hoy tiene la función disciplinaria incluso sobre altos jueces como los jueces de la CNJ. Entonces es elemental que hay un eventual riesgo de la independencia porque hay un órgano político que está sobre los máximos jueces del país, que son los jueces del presidente, vicepresidente, asambleístas y de la propia judicatura, y de la Corte Constitucional…

Entonces ¿cuál es la propuesta?

Puede haber algunas propuestas radicales, por ejemplo, la desaparición del consejo de la judicatura, pero yo cuando menos creo que no desaparecer, pero si una reforma para que este consejo sea el ente de gobierno de la función judicial; porque eso no puede estar en manos de los jueces, que tienen que dedicarse a administrar justicia, pero retirar definitivamente la sanción disciplinaria…

¿Es decir por ejemplo que la judicatura ya no debe tener la capacidad para aplicar lo que se conoce como error inexcusable, que ha sido largamente cuestionado?

Mi propuesta iría más allá de algunas voces que son interesantes y respetables pero se limitaron por ejemplo a eliminar o regular lo que respecta al error inexcusable, que hoy en la Asamblea Nacional hay una propuesta de ley respecto de normar el error inexcusable y está tratándose ya en la asamblea… En mi opinión hay que retirarle el error inexcusable y la facultad disciplinaria no debe estar en el consejo de la judicatura.

– Pero alguien debe aplicar sanciones disciplinarias a los jueces y otros empleados de la función judicial.

Cuando menos la facultad disciplinaria que atente a la independencia judicial, es decir que revise las decisiones jurisdiccionales, esto debe estar en una alta corte por ejemplo la Corte Nacional de Justicia (CNJ)… Ahora los aspectos administrativos si debe tener la judicatura, por ejemplo si un funcionario sea un juez o no ha faltado a su trabajo de maneja injustificada tiene que ser sancionado, o a ido a trabajar en estado de embriaguez merece ser sancionado…

¿Entonces la judicatura debe ser estrictamente para temas administrativos?

Justamente el problema está cuando entra en los temas jurisdiccionales, entonces en ese momento yo creo que desde la concepción de la norma, desde la concepción institucional ya pone en riesgo la independencia, más allá de las personas, porque tenemos un consejo de la judicatura que está por sobre todos los jueces del país.

– Conformación del Consejo de la Judicatura

En Colombia por ejemplo los delegados del consejo de la magistratura son de la corte suprema, mientras que en Ecuador los delegados son de la Función Legislativa y Función Ejecutiva, que son además órganos eminentemente políticos.

Aquí iría mi segunda propuesta, pues justamente la mayor preocupación es la independencia de los jueces y aquí va el tema de la forma de designación de los jueces, y esta designación debe fortalecerse en dos aspectos: los concursos de oposición y méritos para jueces, y la Escuela Judicial, esto último es un tema de política pública y de recursos.

A esta escuela deben entrar para prepararse varios años, así es en otros países, para llegar a ser juez, fiscal o ser un defensor público, y con esto se garantiza no solo ir a un concurso y ganarlo, sino que realmente haya una formación, y con esto hay una alta probabilidad de que su origen no sea político…

– ¿Qué debe cambiar en lo que respecta a la fiscalía, que también ha sido el blanco de críticas?

Cuando se dio las reformas a la Constitución del Ecuador de 2018 recuerdo que hubo mucha preocupación por las reformas a la fiscalía dentro de la función judicial… Uno de los temas más delicados es la justicia penal en donde tiene que ver de un lado el fiscal, que es el que lleva la investigación, y los jueces, que somos los que resolvemos.

No se diga en los casos de fuero donde está involucrado el fiscal general del Estado y los jueces de la Sala Penal de la Corte Nacional de Justicia. Sucede que antes el Ministerio Público ahora fiscalía era considerado un órgano de control independiente y autónomo, en la Constitución de 2018 la fiscalía pasa a ser parte de la función judicial con autonomía administrativa y financiera, lo que sucede es de que el consejo de la judicatura, órgano que proviene del Ejecutivo y Legislativo, es el que hace los concursos de oposición y méritos del país, y el que una vez más tiene el régimen disciplinario sobre todos los fiscales y funcionarios de la fiscalía.

En mi opinión este es un error y un retroceso… Los jueces tienen que ser independientes y los fiscales objetivos…

– ¿Pero cómo lograr que en la práctica los fiscales sean efectivamente objetivos?

Con una reforma a fin de que la fiscalía sea totalmente autónoma y no dependa de un órgano gubernativo como el Consejo de la Judicatura de modo que tenga la absoluta libertad y objetividad para actuar.