El Machángara regulado y conducción Tixán-Saymirín, para garantizar la provisión de agua para Cuenca

La conducción Saymirín-Tixán para proveer de “materia prima” a la Planta de Potabilización de Tixán, sí es trascendente, pues se trata de una obra que se lo ha intentado ejecutar desde hace 22 años.

3755
conducción Saymirín-Tixán

Se podría pensar que la construcción de una conducción de agua cruda, al ser tan sólo un componente de un sistema de agua potable, en una ciudad con las mejores coberturas de este servicio básico, no reviste mayor importancia, más aún al ser promovida la obra por una Empresa como ETAPA con reconocida trayectoria.
Sin embargo, la conducción Saymirín-Tixán para proveer de “materia prima” a la Planta de Potabilización de Tixán, en un caudal de 2.000 l/s y con ello asegurar la dotación del líquido vital para Cuenca en los próximos 30 años (año 2050), cubriendo el 70% de la demanda total, cuyo presupuesto en todos sus componentes sobrepasa los 9,0 millones de dólares, sí es trascendente, pues se trata de una obra que se lo ha intentado ejecutar desde hace 22 años, pero por diversas razones técnicas y de conflicto social no se lo emprendió, poniendo en riesgo el suministro de agua.

Lamentablemente, el canal Riego Machángara, construido hace más de 40 años, que es multipropósito para generación hidroeléctrica, riego, abrevadero y agua potable, presenta en la actualidad un sinnúmero de grietas en sus paredes a lo largo de toda su longitud; además en los últimos años ocurrieron situaciones de emergencia ante deslaves y colapsos en ciertos tramos, debido al estado actual del mismo y a las condiciones climáticas.
Por esta razón, el presente proyecto es de vital importancia para el abastecimiento de agua potable para la ciudad, por cuanto es necesario asegurar la provisión hacia dicha planta, el cual se tiene previsto sea desde la conducción Saymirín – Tixán, con la posibilidad de estar respaldado por el canal Machángara, pero luego de su rehabilitación integral, lo cual también será acometido con este proyecto.

El proyecto planificado tiene tres componentes principales que son:

i) Construcción de la línea de conducción Saymirín –Tixán,
ii) La dotación de los interceptores marginales al Río Machángara y
iii) Rehabilitación del Canal Machángara.

I. CUENCA HIDROGRÁFICA REGULADA PARA ASEGURAR EL AGUA

La cuenca hídrica del río Tomebamba tiene una extensión o área de aporte de 233 Km2 en Sayausí, sitio de captación de agua potable para Cuenca, la del Yanuncay 238 Km2 en Sústag y la del río Machángara 235 Km2 en Saymirín. Del Matadero se aseguran en períodos de estiaje 830 l/s, del Yanuncay 890 l/s, aún cuando en la actualidad se utilizan tan sólo 200 l/s, y finalmente del Machángara se aprovecha un caudal de 2.000 l/s, para la provisión de agua potable desde la planta de Tixán en sus dos etapas, de la urbe y su área de influencia hasta el año 2045, a una población de 540.000 habitantes, se suma a este fundamental uso el agua para riego en 1.000 l/s, la generación hidroeléctrica y el mantenimiento de caudales ecológicos en el río durante todo el año.
¿Cuál es la razón para disponer caudales constantes en el río Machángara en los valores indicadas, superiores en un 300% a los ríos Tomebamba y Yanuncay, si las cuencas hídricas tienen una extensión similar de alrededor de los 235 Km2?
La respuesta se debe a que el río Machángara es el único recurso que está regulado en su cuenca alta, con la presencia de las fundamentales represas del Labrado con una capacidad de 6 millones de m3 y Chanlud con un volumen de 17 millones de m3. De tal manera, que estos grandes reservorios son llenados durante los meses de lluvia y se vierten en períodos secos, obteniéndose de esta forma caudales constantes de alrededor de los 3.000 m3, para lo cual se cuentan con el “Complejo Hidroeléctrico Machángara”, en el cual ELECAUSTRO genera energía eléctrica desde las Centrales Hidroeléctricas Saymirín y Saucay con 39,5 MW, la entrega de caudales a la planta potabilizadora más grande de la Región en Tixán y agua para riego con 1.900 usuarios.

II. CONDUCCIÓN SAYMIRÍN-TIXÁN: Línea de conducción será de 4,7 Km entre las cotas 2.712,30 y 2.698,20 msnm. El trazado desde Saymirín a Ochoa León, se realiza por el margen de protección del Río Machángara y de Ochoa León a Tixán, por la vía de acceso hacia la Planta, para un caudal de diseño de 2.400 l/s, y una tubería de 1.400 mm de diámetro en Hierro Dúctil y elementos complementarios.
El área a ser servida por el proyecto de agua potable de Tixán, comprende el centro urbano consolidado del Cantón Cuenca y las parroquias Ricaurte, Llacao, Nulti, Paccha y El Valle, alcanzando un área de cobertura de 10.342.78 Ha.

III. REHABILITACIÓN DEL CANAL MACHÁNGARA: El proyecto de rehabilitación contempla la sustitución del peligroso canal a cielo abierto por tubería de PVC, con pozos de revisión para cambios de dirección y acceso. Se ocupa el mismo espacio del canal y una vez construida la infraestructura, se rellena la sección existente hasta nivel de la vía. El Canal se extiende más allá de la Planta de Tixán, llegando inclusive a la parroquia Sinincay. La longitud total del canal a rehabilitarse es de 10.430 m en tuberías desde 440 mm a 1.245 mm en PVC.

IV. INTERCEPTORES MARGINALES AL RÍO MACHÁNGARA: ETAPA EP se encuentra desarrollando la segunda etapa de los Planes Maestros de Agua y Alcantarillado cuyo horizonte de servicio es el año 2030. Como parte de la referida planificación y el sostenido crecimiento poblacional de la ciudad de Cuenca conlleva a su continua expansión urbanística hacia varios sectores adyacentes al núcleo urbano de la misma. Uno de tales sectores de importante crecimiento es el localizado al norte de la ciudad, sobre la margen derecho del río Machángara, río Quintul y río Checa.

El objetivo fundamental del proyecto es recuperar y preservar las condiciones ambientales saludables del medio en el área del proyecto, ampliar la cobertura y mejorar la calidad de estos servicios y con ello promover el mejoramiento de las condiciones de salud y desarrollo sustentable de las comunidades beneficiarias.

La población que actualmente se beneficiaria del proyecto es de 7.957 habitantes y la población de diseño es de 11.144 habitantes, al año 2030, con un área de servicio de 1.215 Ha. Los interceptores tendrán una longitud total de 5.480 de colectores en tuberías de PVC de diámetros de 315 mm, 400 mm y 440 mm, 89 pozos de revisión, pasos subfluviales, 4 pozos derivadores de caudal, obras menores.

MEJORAMIENTO DE LA CALIDAD DE VIDA: Al contar con interceptores marginales el río Machángara y sus afluentes en todo su recorrido, ya no se producirán descargas de aguas servidas e industriales al recurso, mejorando su calidad física, química y biológica de manera notable, por lo que en los años venideros se verán a gran cantidad de pescadores en sus riveras, lo cual ocurre tan solo con las ciudades europeas y de Estados Unidos. Además se podrán dotar de parques marginales, ciclovías, sendas peatonales para la recreación y el deporte de toda el área de influencia del Machángara, lo cual redundará en bienestar y en el mejoramiento de la calidad de vida de la población cuencana.

Fuentes: ETAPA EP y ELECAUSTRO S.A
Gonzalo Clavijo Campos, Consultor y Articulista de Diario El Mercurio