La uda en sus bodas de oro

Gonzalo Clavijo Campos

559

La Universidad del Azuay UDA, surgió en 1968, como una comunidad universitaria, el Instituto de Filosofía adscrito a la Universidad Católica Santiago de Guayaquil, y pocos años después se constituye como sede en Cuenca de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador, con la voluntad y la valentía de Monseñor Ernesto Álvarez, adquiriendo finalmente autonomía con el nombre de Universidad del Azuay UDA, manteniéndose hasta hoy.

La voluntad de constituir una nueva universidad en Cuenca, con los principios de apertura a las ideas, el respeto al pluralismo y la valoración de la diversidad, siendo sus forjadores grandes personajes como: Francisco Olmedo, Claudio Malo, Juan Cordero, Mario Jaramillo, Carlos Tapia y un poco después Dora Giordano y Luis Tonón. A estos destacados letrados se sumaron insignes maestros como Monseñor Alberto Luna Tobar, Alejandro Serrano Aguilar y Edgar Rodas Andrade, entre tantos otros. Su misión esencial prevista para la Universidad fue: ¡Formar ciudadanos capaces de transformar el mundo!

En la Sesión Solemne 50 años-UDA, el Señor Rector Dr. Francisco Salgado Arteaga expresó emotivamente: ¡Por eso elegimos poner, en nuestra comunidad universitaria, al ser humano y a la interrelación humana como el núcleo de nuestro ser y de nuestro actuar. Las máquinas pueden programarse para hacer bien una cosa. Pero sólo los seres humanos pueden hacer el bien. Concebimos a la universidad como el espacio de encuentro para hacer el bien, para que juntos construyamos en la realidad la utopía de la plenitud de la vida. La universidad es la sede de la razón y del corazón. Sede en la que surge, vive y se proyecta la comunidad que es su esencia, en la que alita el espíritu que le dio la luz primera!

Durante estas cinco décadas, el crecimiento de la UDA, ha sido vertiginoso y fructífero. La Comunidad Universitaria lo constituye: el Centro de Estimulación Integral y Apoyo Psicoterapéutico de la Universidad del Azuay (CEIAP), la Unidad Educativa la Asunción, considerada entre los mejores establecimientos educativos primarios-secundarios del país, Centros de Investigación, servicios de Laboratorio, el IERSE con su larga tradición de servicio a la Comunidad, el IRENE y la propia Universidad, con diez mil integrantes, desde los niños pequeños que acuden al jardín de infantes hasta los Magister, PHD e investigadores.

Su oferta académica a través de Estudios de Pregrado con veintiocho escuelas distribuidas en seis facultades, postgrados en todos los ámbitos científicos y de formación continua, responden a todas y cada una de las necesidades y aspiraciones identificadas en nuestra región y país, enmarcada en el compromiso de servir a la sociedad, habiéndose ganado pronto el reconocimiento general ciudadano e institucional y el corazón de los cuencanos y azuayos.

Durante la última sesión solemne del Consejo Cantonal de Cuenca, la UDA recibió merecidamente la máxima presea que se otorga en las festividades de la independencia denominada “Insignia Municipalidad de Cuenca”. Su próxima meta es convertirse en la Universidad Particular más prestigiosa y de excelencia educativa en todo el territorio nacional.(O)
gclavijoc@hotmail.com