Periodistas reciben mal trato de funcionario de Hospital de Azogues

2114

La mañana de este jueves, un grupo de aproximadamente 8 periodistas que buscaban información para contrastar la fuente, respecto a una situación que involucraba a una paciente de la tercera edad que se encontraba en el hospital Homero Castanier de Azogues, recibieron un trato violento por parte de un funcionario de esta casa de salud, hecho que ha generado rechazo por parte de los comunicadores sociales y piden que las autoridades intervengan en estos casos.

El percance se dio cuando Washington Guamán, dirigente de la comuna Junducucho de Quilloac, por pedido de los familiares de la paciente María A., de 76 años quien había ingresado desde el martes anterior hasta esta casa de salud, con una fractura expuesta de su antebrazo derecho; al no hablar el idioma español y no poder hacerse entender con los profesionales que la atendían, la mujer pidió la presencia del dirigente para que ayude a conocer cuál era el procedimiento que se le daría, su preocupación se debía a que llevaba dos días con dolores y aún no se intervenía, lo cual también generó la preocupación de su familiares.

“Busqué al encargado de traumatología, cuando me acerqué a una funcionaria le dije licenciada me puede ayudar, esta persona me respondió yo no soy licenciada, luego seguí buscando y nadie supo darme información, desconocía quien era la directora ni en donde puedo encontrar alguna autoridad, por ello pedí la ayuda de la prensa para que me colaboren y pedir que alguien explique si es que hay que trasladar a la paciente a otro lugar, o que debemos hacer ya que ella tienen mucho dolor”, expresó.

La prensa pidió dialogar con la directora María Fernanda Vázquez, quien recibió y explicó que no había conocido la situación, enseguida pidió al médico tratante que se acerque hasta su oficina, llegando minutos después con una actitud defensiva y violenta, sin permitir la explicación de la directora, de entrada levantó su voz, indicando que él no tiene por qué dar información privada ni divulgar el diagnóstico de los pacientes. “Soy un médico ético formado un una buena universidad, no puedo divulgar los diagnósticos de los pacientes a la prensa, yo conozco la Ley de Comunicación, no se atrevan a grabarme o filmarme porque tomaré acciones, esto es acoso, me apagan las cámaras”, etc., etc., No permitió hablar a nadie.

Luego salió enfurecido hacia el pasillo, alarmando a los servidores públicos y otras personas, llamó a los guardias de seguridad y exigió que saquen a los periodistas del lugar, seguidamente procedió a sacar un celular, grabó a los periodistas diciendo en alta voz, “estos son los periodistas que me acosan, guardias sáquenlos de aquí, que se vayan”, cuando en realidad ninguno de los comunicadores había solicitado su intervención, sino la directora del hospital, para ella poder informar el estado de la paciente al dirigente de la comunidad y a la prensa.

La directora y el dirigente de la comunidad, acudieron hacia la habitación para conocer la situación de la paciente, informando a la prensa que, debido a que se trataba de una fractura expuesta del antebrazo derecho por caída, “se ha realizado una limpieza ya que está expuesto su hueso y tejidos, para evitar una infección se mantendrá así por 5 días con tratamiento y se procederá a realizar una cirugía, pues la paciente está en el área traumatológica, cuyo tratante es el Dr. Nilo Parra”, explicó.

Respecto al bochornoso comportamiento del médico tratante, indicó que se tomarán los debidos correctivos. Pidió disculpas por el incidente e indicó que hace dos meses se dio un curso sobre clima laboral y servicio al paciente, tras este incidente no se descartaría realizar un curso de relaciones humanas. (MCP)(I)