Stornaiolo y su obra con la otra mano

“Con la otra mano”, así titula esta exposición. Y se denomina así, porque son trabajos nuevos hechos con la mano izquierda

535
Jonathan Koupermann enseña las obras que se expondrán desde hoy en el “Búnker, Espacio Cultural”, ubicado en Challuabamba. PSR

Esta es la primera vez que, luego de 14 años, Luigi Stornaiolo expone, en Cuenca, su obra en individual. Tal como se dice en un comentario a su obra: “el pintor ecuatoriano que ve a la sociedad con una agudeza psicológica y eso es lo que atrae de su obra, el drama psicológico de esos seres humanos – los seres de Luigi- en este mundo desgarrado, pero real” llega a la ciudad con una muestra que recoge, por una parte, trabajos de hace algunos años, y por otra, propuestas contemporáneas.
Con la museografía de Jonathan Koupermann, las obras cuelgan de las paredes del “Búnker Espacio Cultural”, (Cultura Cosanga L2 y Cultura Jama Coaque, Triángulo de Challuabamba) escenario que acoge la exposición, en un encuentro con más de tres décadas de trabajo.
“Le manifesté la voluntad de hacer una muestra, pero no una muestra de ese Stornaiolo que ya se conoce (de su período con la mano derecha) sino obras más contemporáneas, porque Luigi no se aleja del accionar cultural quiteño y nacional”, dice Koupermann.
“Con la otra mano”, así titula esta exposición. Y se denomina así, porque son trabajos nuevos hechos con la mano izquierda. Luigi, hombre diestro que por esas cosas de la vida o del destino atraviesa por un proceso de parálisis degenerativo que impide seguir creando tal como lo hizo años atrás, ha quedado con su mano derecha inmóvil, pero eso no lo detiene, sigue en lo que siempre le ha gustado, pintar y pintar.
Esos avatares de la vida llevan al artista a cruzar por un nuevo momento, a enseñar trazos logrados con la mano izquierda, formas y aspectos que dejan ver características diferentes a las de antaño, con iconografía variada donde se aprecian momentos y espacios surreales, como también iconografía que encarna cualidades que no rompen con la esencia del artista, dueño de una creatividad y visión única a la hora de plasmar personajes, momentos, emociones, situaciones, ambientes.
Tres serigrafías y 20 acrílicos sobre lienzos, algunas obras nunca antes expuestas en ninguna sala, forman parte de la colección que está en el “Búnker”. Muchas de ellas muestran ese cuerpo humano y otras cosas que permiten descubrir, comunicar ese tiempo nuevo, esa obra diferente.
Stornaiolo, uno de los pintores más relevantes y representantes del arte contemporáneo ecuatoriano, reúne una gran trayectoria; su visión artística lo llevó a representar al país en bienales nacionales e internacionales como la de Cuenca, Venecia, Sao Paulo. Es ganador de muchos premios incluido el Eugenio Espejo.
La unicidad de sus obras “nadie pinta ni ha pintado como él”, esos trabajos que muestran ese viaje entre el infierno y la realidad, o pinturas que van entre lo grotesco conjugado con una estética irónica, fantástica, es lo que le dan su sello, su identidad.
Todas las obras expuestas hasta el 9 de diciembre estarán a la venta. Es la voluntad, la visión de Jonathan Koupermann la que posibilita tener al maestro y todo parte de esa razón de ser del “Búnker”: ofrecer, enseñar, entregar arte para todos. (BSG)-(I)

INTENCIÓN COMUNICATIVA

La curaduría es un trabajo conjunto entre el pintor Luigi Stornaiolo, sus hijas y el gestor cultural Jonathan Koupermann. El proyecto para concretar esta exposición empezó en abril pasado, con la preselección de los cuadros; desde entonces, el pintor ha trabajado propuestas nuevas en las que prevalece esa intención comunicativa estética que solo a él le pertenece.
La presentación de la muestra estará a cargo de Cristóbal Zapata y como parte de la muestra, mañana, a las 19:00, en el “Playground” del Hotel Selina (antiguo Hotel Crespo) tendrá lugar un conversatorio sobre la trayectoria del artista, compartiendo momentos con él y el público, un diálogo moderado por Carlos Vásconez. (BSG)-(I)