Análisis de proforma presupuestaria 2019

Analista dice que los impuestos forman parte de los ingresos permanentes del presupuesto y los que mayor contribuyen a esta cuenta

744
Se analiza la proforma para conocer los objetivos que se plantea el gobierno para 2019. En el cuadro se ven los indicadores macroeconómicos considerados en la proforma, comparados con 2018.

Las grandes decisiones se siguen posponiendo, por lo que las tasas de crecimiento de la economía se estanquen

En la proforma presupuestaria enviada a la Asamblea Nacional se estiman subsidios por cerca de 7.000 millones de dólares, de los cuales: 4.176 corresponden a combustibles, el doble de lo que proformó en 2018 para dicho rubro.

Esta advertencia hace el catedrático Luis Tobar, máster en Economía y PhD en Integración y Desarrollo Económico.

Estas cifras -dice- se contraponen con el incremento de apenas 43 millones de dólares para el subsidio de desarrollo social. Subió de 726 a 769 millones, valor que incluye bonos, pensiones y Misión Ternura (proyecto emblemático del gobierno).

Luis Tobar, máster en Economía y PhD en Integración y Desarrollo Económico. ACR

De concretarse las estimaciones en el subsidio a los combustibles, Tobar Pesántez opina que sería muy grave par la economía ecuatoriana. Él aspira que estas últimas cifras señaladas como “provisionales sujetas a revisión” se transparenten.

En general, en la proforma de 2019 el académico no prevé ningún cambio estructural en el manejo económico “y nos da a entender que las grandes decisiones se siguen posponiendo, lo que contribuirá a que las tasas de crecimiento de la economía se estanquen”.

Esta situación tendrá directa relación con el financiamiento externo, el cual no podría ser obtenido en condiciones favorables en plazos y en adecuadas tasas de interés, más aún si se considera la dinámica del mercado financiero mundial con el alza de las tasas de interés en Estados Unidos (EE.UU.).

Pero Tobar Pesántez es más drástico aún en su análisis, alerta que el panorama internacional es cada vez más competitivo, nos acercanos a la cuarta revolución industrial en donde juega un papel protagónico la tecnología, la cual tiene relación directa con la competitividad y el Ecuador “no va en ese camino…no lo demuestra en las acciones ministeriales, ni en la proforma remitida a la Asamblea Nacional”.

Para la elaboración de los presupuestos anuales -dice- se consideraron algunos indicadores básicos que permiten realizar proyecciones con mayor grado de certeza.

En este primer punto, él ya alerta los primeros acuerdos y divergencias entre diversos actores económicos y analiza:

Precios

Precio petróleo: según las características del mercado mundial, se considera una proyección del precio acertada, aunque lo recomendable sería un valor ligeramente menor para ir capitalizando un fondo, en caso de excedente que pudiera servir para casos emergentes.

Tasa de crecimiento: es uno de los puntos que tiene mayores divergencias, ya que de cálculos de organismos internacionales se estima que no llegará al 1%.

Producto Interno Bruto (PIB) nominal: las estimaciones podrían considerarse muy optimistas si se toma en cuenta lo señalado sobre la proyección de la tasa de crecimiento.

Inflación: según proyecciones del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC), no llegará al 5% anual.

Con estos considerandos, Luis Tobar realiza los primeros análisis a la proforma 2019, para lo cual inicia con una comparación histórica de los ingresos de los últimos seis años (cuadro 2).

Ingresos

Históricamente los ingresos proyectados han tenido una serie de variaciones en las estimaciones, sobre todo en el 2017, en donde se dio la mayor estimación, llegando a proformarse ingresos por un 23% superior a 2016.

Para 2019, en valores netos, existe un incremento de cerca del 4% de los ingresos proyectados, si se lo compara con el proformado en 2018.

Uno de los aspectos que enfatiza Tobar es el referente a la inclusión de 1.000 millones en ingresos permanentes como “otras concesiones” que, por su características de eventual, no debió ser incluido en este segmento, más allá que pudiera no ser efectivo en el ejercicio económico 2019, situación que estaría afectando el déficit proyectado.

Para centrar el análisis en los elementos más importantes de la proforma 2019, Tobar establece un comparación entre los elementos más importantes detectados en las proyecciones, comparándolas con el presupuesto edificado de 2018.

En los elementos comparativos clave en las proformas 2018 y 2019 se refiere a ingresos, gastos, inversiones y financiamiento.

Ingresos tributarios: los impuestos forman parte de los ingresos permanentes del presupuesto y los que mayor contribuyen a esta cuenta. Su proyección es de 160 millones adicionales a 2018, lo que representa el 1.1% de incremento, lo cual señalaría que no existirán cambios estructurales en el tema tributario en el 2009 como es la creación o eliminación de impuestos. (ACR)-(I)

MÁS DETALLES

Gastos de personal: de los gastos totales este es el rubro que más pesa en el presupuesto, este año llegará al 37% del total de gastos y más del 50% de los gastos permanentes, de ahí su importancia.

Para 2019 se establece reducción del 0.7%, lo que representa 71 millones de dólares, situación que no es nada significativa con la propuesta de reducción del tamaño del Estado, según miembros del gobierno.

Por esto, el analista cree “se daría a entender que no existirá eliminación de entidades ni despido de personal de entidades públicas, o si las hay se podría estar cubriendo con nuevas contrataciones”.

Gastos financieros: lo proformado en 2019, que corresponde al pago de 3.365 millones en intereses, es el resultado de los últimos años de endeudarse en condiciones no favorables. Se prevé aumento de 1.074 millones, más que 2018

Transferencia a Seguridad Social: sube en 2019 en 138.6%; el gobierno debe cumplir el pago del 40% de las pensiones jubilares por 1.240 millones. La cuenta de gasto no permanente (aportes y participaciones GADs y regímenes especiales) sube 18%.