Reforma a legislación electoral

Carlos Castro Riera

421

El Dr. Gustavo Vega, presidente del Consejo Nacional Electoral Transitorio, convocó a un taller ciudadano para elaborar una propuesta de reforma a la legislación electoral, por lo que, para contribuir a dicho debate, exponemos algunas sugerencias.

Siendo el Ecuador un país con una enorme diversidad geográfica, sociológica, cultural y plurinacional es necesario una reforma integral para flexibilizar el régimen electoral y de partidos, tendiente a revitalizar la participación democrática y ciudadana, y generar incentivos para que las organizaciones políticas no se reduzcan a ser maquinarias electorales, sino que tengan una presencia permanente en el debate de los grandes problemas nacionales, regionales y locales y sus soluciones.

Con el mismo fin es necesario una reforma para que, a los candidatos impulsados por partidos y movimientos políticos, puedan sumarse en su apoyo coaliciones de organizaciones ciudadanas con propuestas de programas o reivindicaciones amplias de determinados grupos o sectores poblacionales, con lo que se fortalecería la participación ciudadana y la expresión de la pluralidad democrática de la sociedad ecuatoriana.

Deben eliminarse los incisos segundo y tercero del numeral 2 del Art. 150 del Código de la Democracia, en virtud de que no se ajustan al Art. 118 de la Constitución que establece la composición de la Asamblea Nacional por representantes elegidos por circunscripción nacional y por circunscripción provincial, en tanto que, en los referidos incisos, se establece una subdivisión de los distritos electorales provinciales en otras circunscripciones menores.

Debe reformarse integralmente el Art. 164 del Código de la Democracia, pues inicialmente se estableció el método Hare para distribuir los escaños para los asambleístas; luego con las reformas introducidas por el correísmo (antes de las elecciones del 2013), se impuso el método Webster para los asambleístas nacionales; y, para los demás asambleístas, parlamentarios andinos y miembros de los órganos legislativos y de fiscalización de los GAD, el método D’ Hondt, método que contradice el principio de proporcionalidad establecido en el Art. 116 de la Constitución.

Debe sustituirse el numeral 1 del Art. 203 del Código de la Democracia, referido a la publicidad de las instituciones públicas durante la campaña electoral, en el sentido de que solo se podrá difundir en dicho período información relacionada con avisos urgentes al público tales como cambios de rutas, suspensiones de tránsito o de servicios, servidumbres o sobre prevenciones de riesgos en las obras o servicios que se estén construyendo o implementando o deban ejecutarse en dicho período.

Para incentivar las alianzas, como exige el Art. 109 de la Constitución, y para favorecer la fusión de organizaciones políticas y la consolidación de grandes tendencias políticas ideológicas, debe introducirse en el Código de la Democracia, una norma en el sentido por ejemplo, de que no procederá la cancelación de la inscripción de las organizaciones políticas, a pesar de no haber obtenido el mínimo porcentual de votos válidos, en dos elecciones pluripersonales consecutivas, si estas hubiesen participado en alianza constituida por lo menos de tres organizaciones políticas en por lo menos el 75 % de provincias del país.

Debe también reformarse los artículos 334 al 342 del Código de la Democracia, pues la Constitución habla de afiliados y simpatizantes y no de adherentes. (O)