Gato con Guante…

Andrés F. Ugalde Vázquez

657

Pues bien, si me preguntan a mí, yo diría que este no es el mejor momento para llamar compañero presidente al compañero presidente. Va a creer que nos estamos burlando. Así que esta semana, como muestra de respeto, le voy decir “Licenciado Moreno”. Se siente más considerado y además, después del par de semanas que ha tenido su “Cirugía mayor a la corrupción”, es una forma de darle ánimos.

Y es que, en verdad, nadie puede negar que el barco hace agua. Para empezar, el 18 octubre la fiscalía decidió excluir al Mashi de la investigación por la muerte de Froilán Jiménez y le postergaron la audiencia para lo del juicio por el secuestro de Fernando Balda. Malas noticias. Y luego, por si fuera poco, se le pasa la fecha para la extradición de Pablo Romero (ese joven de la SENAIN al que le gustaba hacer perfiles de los opositores ¿se acuerda?). En fin. Otro más que escapa. Nada nuevo en todo caso. Lo que sí estuvo grueso fue aquello de que, al día siguiente, se le borre del mapa Fernando Alvarado, una de las estrellas del correísmo. Y allí sí que se le incendió la casa Licenciado. Una cosa de locos. Para que le voy a mentir.

Y claro, como había que defender aquello de la cirugía mayor, no quedaba otra que anunciar una purga para “descorreizar” (eso estuvo bueno) al gobierno. Empezando por la solicitud de cargos contra la asambleísta Espín; los 30 añitos que le facturaron a Carlos Pareja; la orden de prisión contra los secuaces de Fernando Alvarado; y aquello de prohibir la salida del país a todos los que son, o tengan cara de ser, correístas. Y estuvo bien hecho Licenciado. Una cosa que era necesaria.

Como podía haberse imaginado (de verdad Lic. yo lo comprendo), que se les iba a ocurrir declararse “perseguidos políticos”. Como cien le firmaron la carta Presi. Una cosa fea en verdad. Y esto sin contar el hábeas corpus que le pusieron los abogados de Glas. Que la nueva cárcel de Latacunga le ha dado gastritis dijeron. Que lo recomendable sería regresarlo a su querida “Cárcel 4”, donde podían celebrarle el cumpleaños y hasta le creció el pelo. Ah, y no se olvide. Que él también dice que es perseguido político. Y no, no se preocupe. No es que nadie va a creerles. Lo que pasa es que tanta desfachatez da coraje. Yo le entiendo presi. Yo sé cómo se siente.

Pero vamos. Tampoco hay que deprimirse tanto. Hay semanas en las que uno tiene el santo de espaldas y no emboca una. A todos nos pasa Licenciado. Lo que sí, hay que prestar atención a las encuestas. Esas que empezaron con el 80% de credibilidad en su gestión y hoy están en un preocupante 38%. Lo quiere decir, en buenas cuentas, que hay un 62% de ecuatorianos que están hasta la coronilla del proyecto nacional con matriz productiva e inclusión social, inflación, corrupción, nepotismo, inseguridad, autoritarismo y narcotráfico. Es decir, que quieren un cambio. Y si ese cambio pasa por la “cirugía mayor” como Usted dice, pues entonces ya es hora de hacerlo en serio. Porque, a este paso, se le van a escapar todos. Usted lo sabe bien Presi. Usted lo sabe: gato con guante no caza ratón… (O)

@andresugaldev