El Barcelona toma ventaja con sufrimiento; Vinicius resucita al Real Madrid

Los resultados de la jornada dejarán en el olvido el sufrimiento del Barcelona en el estadio de Vallecas frente al Rayo Vallecano y del Real Madrid en el Santiago Bernabéu ante el Real Valladolid. Ninguno estuvo cerca de su verdadero nivel, pero ganaron. El Atlético no lo estuvo en Leganés y acabó cediendo dos puntos.

875
barcelona

La undécima jornada de LaLiga Santander dejó un nuevo capítulo de la rebelión de los modestos, con los grandes sufriendo en sus partidos, el líder Barcelona remontando al final en Vallecas, el Atlético de Madrid empatando en Butarque y el Real Madrid resucitado por Vinicius tras dos postes del Valladolid.

El líder estaba avisado tras lo sufrido en Butarque pero no aprende la lección. De nuevo volvió a pasarlo mal en el campo de un modesto madrileño, ante un Rayo sobrado de orgullo y valentía. Unos jugadores que van a muerte con su entrenador, Michel, que remontó al Barcelona en una exhibición de descaro, pero se hunde en la clasificación y peligra su puesto por la fragilidad defensiva.

Alejado de su estilo, con Gerard Piqué como punta de emergencia y agarrándose de nuevo a la pegada de Luis Suárez, gran referente sin Leo Messi, el Barcelona dio la vuelta al partido en los cuatro últimos minutos (2-3) para tomar la mayor ventaja de un líder este curso ligero, cuatro puntos a falta de los partidos de Alavés, Sevilla y Espanyol.

El trepidante sábado arrancó con el Leganés cumpliendo su papel ante los grandes y el Atlético de Madrid extendiendo una línea preocupante de visitante para un aspirante al título. Solo un triunfo en seis salidas ligueras. Cuando parecía que el balón parado le daría la victoria, con el tanto de Antoine Griezmann, apareció el argentino Guido Carrillo a ocho del final para devolver el golpe en otra acción de estrategia (1-1).

A los de Diego Simeone les faltó fútbol y acabaron firmando su tercer empate consecutivo en Leganés, en un estadio que se les atraganta y ante un equipo que no sale de la zona de descenso.

El primer partido en Liga del Real Madrid sin Julen Lopetegui no modificó nada el juego, pero sí cambió la suerte. Con Santiago Solari al mando, sí hubo minutos para el brasileño Vinicius cuando el partido estaba revuelto e igualado. La afición del Bernabéu silbando a sus jugadores, el Real Valladolid apretando con tres ocasiones y dos disparos lejanos al larguero.

Con ese panorama entró un futbolista diferente al resto de la plantilla blanca, que recibe el cariño del madridismo y responde encarando rivales con descaro. La fortuna se puso de su lado en un disparo que no iba a puerta y que, tras golpear en la espalda de Kiko Olivas, acabó en la red cuando restaban siete minutos para el final de un nuevo capítulo de sufrimiento. Es el nacimiento de una estrella que pide paso pese a tener 19 años.

Un penalti materializado por Sergio Ramos puso el 2-0 final y cortó la pésima racha de cinco jornadas sin ganar para un Real Madrid que no renuncia a la Liga y vuelve a pisar zona europea en la clasificación.

En Mestalla se vivió un nuevo encuentro de impotencia para un Valencia incapaz de derrotar a un Girona con siete bajas, que se llevó el partido gracias a un error en un pase atrás de Kondogbia que acabó en tanto de Pere Pons (0-1).

El héroe del partido fue Yassine Bounou con ocho paradas de mérito para impulsar a su equipo y dejar al conjunto valenciano a tres puntos del descenso con un solo triunfo en once jornadas. Los de Marcelino García Toral firman el peor arranque goleador liguero de su historia, con solo siete tantos en once jornadas, que le instalan en una realidad inesperada. EFE