Gusto por colada morada y guaguas vence a la tradición

Las personas ya no esperan la víspera del Día de los Difuntos para tomar colada morada y guaga de pan. Los buscan desde septiembre.

827
Rosa Chalán, sirve un vaso de colada morada que vende a 0,75 centavos; en su panadería Europan. LCC

Servirse un vaso de colada morada con una guaga de pan dejó de ser una tradición previa al Día de los Difuntos que se conmemorará el próximo 2 de noviembre.
Los productos se ofertan desde el primer día de octubre en mercados, panaderías, restaurantes y puestos de comida. Hasta es posible encontrar los alimentos en los supermercados, listos para que el público los compre.
“Nosotros ofrecemos la colada morada durante todo el año, los fines de semana. Pero desde septiembre hasta el Día de los Difuntos la ofertamos todos los días” cuenta Hugo Sánchez, propietario de la panadería La Dulcesa, que funciona desde el 2014.
Sánchez comenta que decidió preparar la colada para venderla los fines de semana “porque la gente la solicita”. Considera que las personas tienen un gusto especial por la bebida, a más de consumirla por la tradición.

Economía

Además de tratarse de un producto que gusta al público, es una buena fuente de ingresos para los locales, asevera el dueño de La Dulcesa.
Un vaso de colada se vende en 0,75 centavos de dólar, una tarrina de medio litro cuesta 1,50 dólares y un litro 3 dólares. La guaga de pan se vende en 0,30 centavos.
Rosa Chalán, propietaria dela panadería Europan, en el centro de la ciudad, coincide con Sánchez, al mencionar que la venta de la colada y la guagua deja ganancias para los negocios.
“La gente ya empieza a preguntar por la colada y las guaguas desde septiembre…” manifiesta, así que desde el primero de octubre ya la ofrece a los clientes.
Diariamente en Europan se venden entre 200 y 250 vasos de colada morada en 0,75 centavos, más 0,35 que cuesta la guagua.
Para solventar los pedidos, Chalán prepara dos ollas grandes por día. Una se termina hasta las primeras horas de la tarde, pero antes que se acabe ya tiene lista otra olla. La preparación le toma unas tres horas.

Ingredientes

El sabor y color de la colada, que es el resultado de la combinación de varios ingredientes, es lo que hace a esta bebida atractiva para los paladares.
El color morado se consigue con: harina morada de maíz, el mortiño (frutos pequeños en forma de pepa y de color morado) y la mora.
Para darle el sabor se utiliza hoja de naranja, hierba luisa y otras especies, pues ya depende de los conocimientos y gustos. Hay familias que a más de la hierba luisa usan la hierba buena, cedrón, canela, flor de canela, pimienta dulce, y otras especias.
Finalmente se agregan frutas como: frutilla, manzana, babaco y piña. (PVI)-(I)

SIGNIFICADO ANCESTRAL

El consumo de la colada morada con la guagua de pan viene de una fusión cultural.
Los elementos simbólicos de la guagua de pan son: el niño, que se relaciona con el renacer, de acuerdo a la religión que una persona practique o profese. Los antropólogos del Ministerio de Cultura y Patrimonio (MCP) explican que en el niño está el nacimiento de una nueva vida a través de la muerte, algo similar a la reencarnación.
Otro elemento es la tierra, con el ciclo agro-luni-solar de la chacra, es decir, el tiempo en el que se siembra.

Bebida

Mientras que la colada morada, sobre todo su color, se relaciona con la sangre, el sacrificio.
Además, la representación del color morado en el simbolismo religioso está representado con el duelo. Porque en las celebraciones de la misa se utiliza el morado en épocas de duelo o luto.
Todo es un proceso ancestral que se ha registrado hace mucho tiempo y la colada morada y las guaguas de pan son el sucesor de un producto sincrético, porque viene de una fusión de culturas. (PVI)-(I)