Nueve artistas latinoamericanos en ARTELATAM

ARTELATAM -con tres años de vida como organización- llega por primera vez a Cuenca, con una exposición itinerante que recorrerá Ecuador, empezando con Cuenca, luego estará en Guayaquil y Quito.

1574
ARTELATAM durante el montaje de las obras a exponerse. PSR

Nueve artistas latinoamericanos llegan con sus obras a Cuenca, a través de ARTELATAM (Arte Latinoamericano) joven organización que trabaja con el arte contemporáneo y tiene como sede Nueva York, Estados Unidos.
Los artistas Pablo Kaviedes y Carlos Torres, de Ecuador; Diego Arnaya, Manuel Velázquez, Roberto Rodríguez, de México: Stella Sidi, Sergio Fasola, de Argentina; Moses Ros, de República Dominicana y Hermann Mejía, de Venezuela, son parte de la gran exposición “Sdcphmrm“ (título conceptual conformado con la letra inicial del nombre de cada expositor) curada por Graciela Cartofel, que se inaugura hoy, a las 18:00, en la Galería Larrazábal (San Sebastián) y estará hasta el 13 de diciembre.

La filosofía de ARTELATAM

ARTELATAM -con tres años de vida como organización- llega por primera vez a Cuenca, con una exposición itinerante que recorrerá Ecuador, empezando con Cuenca, luego estará en Guayaquil y Quito. Una vez que termine su periplo por este país, pasará a México para culminar su recorrido en Nueva York.
Este joven organismo de apoyo a las expresiones de arte contemporáneo surge ante la necesidad de impulsar a los artistas visuales de América Hispana, promover la visibilidad de ellos, hacer conexiones con escenarios expositivos, proyectar el arte visual de esta parte del mundo en el contexto global y ganar espacios merecidos.
Este organismo centra su acción de trabajo y apoyo a los actores de las artes visuales incluida la fotografía, el arte acción y el performance. Para la muestra “sdcphmrm “, la curadora Cartofel se apega con intensidad a la acción creativa de cada uno de los artistas invitados y con ello mostrar la diversidad de obras que suceden, se dan, se crean en los diferentes países de Latinoamérica y en Nueva York.
Es la curadora quien se acerca, estudia a la obra de los invitados, para así armar una colección de trabajos que una vez en la galería dialogen, sincronicen; creen canales de comunicación entre sí; como también entre los artistas autores, dueños de una obra fuerte y contundente.

Lasobras y los artistas

En un desgloce de las propuestas que estánen Cuenca se ven: las obras basadas en móviles propuesta por Moses Ros, el dominicano; un trabajo que cobra vida, se mueve, se agita gracias a la interacción que tiene con el viento.

Sergio Fasola llega con un trabajo de fotografía, en ella expone su apego a captar cosas que son parte de la cultura de su país. Su compatriota Stela Sidi se enfoca en el tema migratorio y de esas cosas que observa y vive en torno a la movilidad humana presenta un libro de artista.
Hermann Mejía, el venezolano, llega con pintura, obras que van de lo figurativo a lo abstracto, trabajados en óleo y acrílico sobre lienzo. Esta tendencia figurativista – abstracta enseña esa fuerza que tiene el autor para llegar a un proceso de descomposición de esa figura.
El acercamiento y estudio a la visión, trabajo y trayectoria de los expositores se la realizó en base a la observación de los sitios digitales de cada uno de ellos; todos son artistas que al googlear fácilmente se los encuentra por su connotación en el campo profesional.
El mexicano Manuel Velázquez trae a esta ciudad propuestas hechas en madera con dibujo en bajo relieve hechos en colores tierras y formas simbólicas; como que el mexicano juega con los paneles y a partir de ellos arma composiciones.
Carlos Torres, ecuatoriano, enseña “pizarras”, pintura en acrílico. Dos propuestas: una de color rojo que se instala en el piso y otra de color verde que se pega en la pared. La obra la construirá el público, a través de la interacción, la una la pueden pisar, la otra podrá trazarse con tiza. Lo que el público trace será el contenido de la propuesta.
Trabajar con la tierra, con los materiales de la naturaleza es la razón del arte de Diego Arnaya, que llega desde México, su propuesta tiene la forma de hamaca, hecha en yute y otros materiales, tres piezas que cuelgan una tras de otra.
El estudio museográfico a cargo de la curadora se realizó meses atrás, con el fin de ubicar de forma sincrética cada una de las obras. La muestra incluye el “Simposio y acción artística” a realizarse el 24 de noviembre, a las 11:00, una intervención que recorrerá desde el Museo Municipal de Arte Moderno hasta la Galería Larrazábal, sitio expositivo. (BSG)-(I).