Oscar Patín: “Le doy gracias -a mi entrenador- por quitarme el teléfono”

El marchista guarandeño que consiguió la histórica medalla de oro en los Juegos Olímpicos de la Juventud fue recibido en el auditorio Dr. Marco Vicuña Domínguez de la Universidad Católica, sede Azogues.

8501

Algunos hechos anecdóticos marcaron la medalla de oro que logró Oscar Patín en los Juegos Olímpicos de la Juventud – Buenos Aires 2018. Con sencillez y naturalidad únicas, las hizo público ayer en medio de un Auditorio repleto de la Universidad Católica de Cuenca, sede Azogues, donde fue recibido de forma calurosa. Previamente agradeció a Dios y a los presentes por el apoyo.

El bolivarense de 17 años compitió y ganó los 5.000 metros marcha. Antes de participar, confesó que les dijo a sus compañeros que “me dejen aquí (Buenos Aires) si no saco una medalla”. La prueba se desarrolló en dos etapas.

La primera fue el 11 de octubre. Dos días antes de su debut, Patín señaló que su entrenador Diego Heredia le dejó sin celular. “Le doy gracias por quitarme el teléfono”, manifestó el medallista olímpico al tiempo de reconocer que ese acto le permitió concentrarse en el objetivo.

Dentro de la planificación revisaron marcas de los rivales e hicieron proyecciones. Ya en la pista, a falta de cinco vueltas decidió escaparse del pelotón líder. No obstante, cuando llegó a la meta pensó que le había ganado el mexicano César Córdova. Desconocía que al norteamericano le penalizaron con un minuto. Su sorpresa fue grande cuando vio en el marcador su nombre en el primer lugar con un tiempo de 20m13s69c.

La segunda etapa se dio el 15 de octubre. Patín recordó que la temperatura era de 29 º C. Sintió cansancio antes que empiece la competencia. En esos momentos rememoró su esfuerzo en los entrenamientos así como el de su entrenador quien dejaba cualquier otra actividad por acompañarle a las 05:00.

Mentalizado con aquella frase de que “el que pega primero, pega dos veces” salió a buscar el tiempo que le permita asegurar la medalla de oro. Por un momento se inquietó con la velocidad del chino Xin Wang, empero supo mantener la tranquilidad y seguir la estrategia previamente estructurada.

Esfuerzo

Cuando faltaban tres vueltas “me saqué la gorra y la tiré, no era por copiarle a Jefferson Pérez. Algunos me preguntan ¿por qué te sacaste la gorra?, en realidad me apretaba mucho incluso casi pierdo el equilibrio cuando la tiré”.

Patín sostuvo que el cansancio fue tal que empezó a sentir dolor en las piernas y tuvo dificultad en el braceo. En medio de todo eso, a 500 metros del final recibió una amonestación por lo que decidió mantener su ritmo y no poner en riesgo la consecución de la medalla histórica para el país.
Terminó segundo con 20m38s17c.

La suma de los dos tiempos le dio el primer lugar en la clasificación general. “Solo en tu mente está quedarte o hacer historia. La gloria está en uno mismo. Solo debes plantearte una meta y decir sí puedo, eso te va a llevar a ser grande”. (BST)-(D)

“Oscar de mi corazón, con cariño y orgullo eres de toda la nación”

Cuando Oscar Patín llegó a su tierra con la medalla olímpica, Estela, la cuarta de nueve hermanos que comprende la familia Patín-Manobanda, le sorprendió con un tema musical que lo compuso con su propia inspiración.

“Yo soy guarandeña carnavalera y tengo algunos temas. Le hice uno muy bonito para mi hermano… Unos familiares tocaron el acordeón y bombo y le cantamos. Más o menos dice así: Te damos la bienvenida Oscar, Oscar de mi corazón, con cariño y orgullo eres de toda la nación…. Desde lejos vengo andando, cargado mi medallita para mi querida madrecita…”.

Estela salió de la casa a los 15 años para vender espumilla en la ciudad de Quito. Con lo poco que ganaba, ayudaba a sus hermanos. “Yo no me preparé porque no tuve dinero. En el campo por más que se cultiva, no hay dinero”.

Hoy está contenta al sentirse parte del logro de su hermano. “Me siento muy agradecida con mi Dios. Yo sembré con mi hermano una experiencia muy bonita, le daba una pensión cuando tenía, pero le daba de todo corazón. Hoy siento que Dios me recompensó”. (BST)-(D)