Suero compite con productores lecheros que ya no venden

Productores lecheros de diferentes lugares del austro salieron ayer a las calles de Cuenca para exigir atención del Gobierno

709
Productores lecheros de diferentes lugares del austro llegaron ayer a Cuenca para protestar y exigir al Gobierno que se norme el uso del suero, para que no se mezcle con la leche. ACR

PLANTÓN

Alonso Bermejo, ganadero de Azogues, muestra la “factura” de los precios que le pagan los intermediarios por litro de leche. ACR

El suero de leche (extraído de queseras artesanales) utilizado por la gran industria de lácteos, para elaborar diferentes productos, se ha convertido en el peor enemigo de los medianos y pequeños productores lecheros.

Mientras el precio oficial de un litro de leche es de 42 centavos, el litro de suero está entre tres y cinco centavos, denuncia Santiago Malo, presidente de la Cámara de Agricultura III Zona. Y el problema actual es que varios intermediarios ya no quieren comprarles la leche a los productores, o lo hacen pero a 15 o 20 centavos el litro.

Leyes

El 27 de marzo de 2018, el gobierno nacional a través de los Ministerios de Agricultura, Industrias, Salud y Defensa Nacional junto con la Aduana y la Superintendencia de Control del Poder de Mercado firmaron el Acuerdo Interministerial 036.

Acordaron “Expedir el Reglamento de Control y Regulación de la cadena de producción de la leche y sus derivados incluido el suero de leche” que señala:

“Se prohíbe la comercialización del suero de leche sin desnaturalizar y suero que contenga colorante, a excepción de aquellas plantas que han registrado bebidas a base de suero…

Se prohíbe el uso de suero de leche en todas las etapas de la cadena de producción de leche, desde el ordeño hasta la comercialización como producto procesado en donde las normas técnicas vigentes consideren al suero de leche como adulterante”.

Pero, Santiago Malo recuerda que fue en el anterior gobierno, en el año 2011, cuando se firmaron normas INEN mediante las cuales “viabilizan el uso del suero en la cadena láctea”.

El problema grave de estas normas, dice, es porque “se considera adulterante siempre y cuando se mezcle con leche en la primera etapa antes de industrializarse; y, luego que se industrializa dicen que ya no es adulterante. Entonces de eso se “agarró” la industria”.

Malo afirma que para elaborar esas normas estuvieron delegados industriales y no de los productores. “Nosotros nos enteramos hace siete meses de la vigencia de esta normativa, cuando ya estábamos en problemas en nuestra producción”, lamenta Malo.

Entonces, al amparo de estas normas, afirma que la industria lo que hace es “mezclar el suero con la leche y saca como bebida, lo cual es antitécnico en otros países; incluso en algunos ya se prohíbe el uso del suero en la bebida de leche, porque afecta al sector productor lechero”.

Protesta

Precisamente para exigir (una vez más, porque no es la primera protesta en este año que realiza el sector productor lechero) que el Gobierno aplique medidas que protejan a la industria local, ayer hicieron un plantón en San Blas y luego una marcha pacífica hasta la Gobernación.

Exhortan a normar el uso adecuado del suero, no están en contra de su utilización; pero, exigen que se venda el suero como suero y la leche como leche, es decir, por separado.

Por este motivo, el vocero de la Cámara de Agricultura está molesto con la viceministra de Agricultura, Alexandra Peralta, quien el 3 de octubre de 2018 vino a Cuenca y escuchó las quejas del sector lechero.
Y luego el Ministerio de Agricultura emitió un comunicado en el cual informa que estaría buscando posibles mercados para vender la leche del austro.

“Pero no está diciendo nada del suero, la viceministra saca el cuerpo en el tema y dice: nosotros lo que queremos es comprarles leche, estoy buscando las forma de que las plantas de Quito le compre al austro”, comenta Malo.

Aunque opina que esta gestión ministerial es positiva, pero “no es el fondo del problema”. (ACR)-(I)

REDUCCIÓN DE EMPLEOS

Raymundo Hernández, ganadero de la parroquia San Gerardo, cantón Girón, quien es dueño de una propiedad y aparte arrienda otras haciendas para producir leche, está preocupado.

El problema se agudizó, según dice, durante los últimos siete meses desde cuando los compradores de leche le comenzaron a decir que no tienen mercados en donde vender el producto, leche ni queso.
¿Por qué? le respondieron “porque las plantas grandes no están comprando la leche…no están cogiendo en la misma cantidad de antes”.

Entonces, la pérdida económica de muchos ganaderos es grande, señala Hernández, a tal punto que muchos de sus colegas se han declarado en quiebra. En su caso: de 25, tuvo que recudir a 15 trabajadores y varios de ellos se han endeudado al chulco (usura) para migrar “porque ya no hay trabajo, nosotros como ganaderos ya no podemos dar empleo a la gente porque no tenemos dinero. Todo es una cadena”.

Alonso Bermejo, ganadero de la parroquia Pindilig, provincia de Cañar, lamenta porque “el suero industrializado con la leche nos afecta, a tal punto que a los ganaderos nos están pagando 20 centavos el litro”.

Estos 20 centavos no consideran el alto costo de producción que cancela el ganadero desde la mano de obra que contrata, el veterinario, la alimentación y vitaminas de las vacas e incluso las cercas eléctricas, que representan igual que el consumo de energía eléctrica mensual. (I)

CIFRAS

50

centavos es el costo promedio de una libra de quesillo que, a la fuerza, tienen que vender algunos ganaderos cuando los intermediarios no les compran la leche, o les ofrecen a 20 centavos el litro.

10

mil litros de leche fue la promesa de compra de una empresa privada a productores del cantón Biblián, provincia de Cañar; pero en el país se producen cerca de seis millones de litros.


ENTRE
COMILLAS

Salvador Quito,
ganadero Tarqui

“Queremos que el Gobierno se de cuenta y vea por los pequeños productores, por los campesinos, que se respete que nos paguen 42 centavos el litro de leche. Antes vivíamos de la leche, ahora ya no”.

Carmen Arévalo,
ganadera de Girón

“Soy madre de familia, tengo 65 años de edad, estoy enferma, tengo que pagar de 250 a 300 dólares para que me den viendo mi ganado. Por eso salí a este plantón a que nos ayuden. Dependo solo de la leche”.

Alonso Bermejo,
ganadero de Cañar

“A los pequeños productores nos afecta el suero industrializado con la leche, por eso nos compran el litro de leche a 20 centavos. Pero no se dan cuenta que al productor nos cuesta el cuidado del animal, etc.”.