Lineamientos para la política económica

Economistas muestran posición respecto al manejo económico del país para, según dicen, que la economía tenga un rumbo

1006
Vicente Albornoz, Carlos Cordero y Augusto de la Torre, economistas ecuatorianos, panelistas invitados la noche del jueves para un debate, con el periodista Jorge Piedra, como moderador. ACR

Economistas plantean aumentar IVA, revisar salarios y más medidas para lograr crecimiento económico del país

La Cámara de Comercio Ecuatoriano Americana (AMCHAM) de Cuenca y la Universidad de Las Américas (UDLA) organizaron un diálogo sobre “Los retos futuros de la política económica en el Ecuador”.
Los panelistas fueron: Carlos Cordero, Augusto de la Torre y Vicente Albornoz, economistas ecuatorianos. Moderador, el periodista cuencano Jorge Piedra Cardoso.

El presidente de AMCHAM, Esteban Coello; y, el rector de la UDLA, Carlos Larreátegui, dieron la bienvenida. El acto realizado en el hotel Oro Verde Cuenca lo auspició el Banco del Austro.

Camino

Augusto de la Torre, exgerente del Banco Central del Ecuador (BCE) y exjefe del Banco Mundial para América Latina, destacó lo positivo que ha ejecutado este Gobierno y centró su discurso en lo que, a futuro, tendría que hacerse.

Señaló que el Ecuador se libró de ir por el mismo camino de Venezuela y hoy el país vive un reverdecer de la democracia, los ecuatorianos pueden hablar con más libertad y la prensa puede hacer su trabajo, hay un ambiente de diálogo y un giro en la política económica.

Pero como “la mesa no estaba servida”, el académico señala que tenemos problemas muy serios en los ámbitos fiscal, deuda y actividad del sector privado; y en este contexto hay un esbozo de un programa económico que incluye una meta: llegar a un equilibrio en las cuentas fiscales primarias para el año 2021.

De la Torre ve como positivo el que se haya restablecido la prohibición de que el BCE le de crédito al gobierno y que esta entidad ya no maneje el dinero electrónico, lo que antes aparecía como una amenaza de que la dolarización se debilite.

IVA

¿Qué hacer ahora? Augusto de la Torre exhorta a restablecer la viabilidad de las finanzas públicas; y, a corto plazo, regenerar el crecimiento, lo cual lo ve bien difícil.

Lo ideal sería que empecemos a ver el crecimiento en un plazo no mayor a uno o dos años; sin embargo, él teme que este es el asunto más difícil de la política económica.

Y sugiere amortiguar en los grupos más vulnerables el golpe de los ajustes que se harán y que son necesarios.

“La economía del Ecuador se volvió como la salud de un drogadicto, se dopó con el gasto público y se acostumbró a vivir con esa abundancia que venía del precio del petróleo; ahora necesitamos que esa droga salga del cuerpo y no es fácil, la gente pasa por momentos difíciles cuando trata de escapar de la droga, lo mismo pasará con la economía ecuatoriana”, anticipa.

A él le encantaría pensar que la restauración de la viabilidad fiscal se podrá hacer solo con recortar el gasto, pero políticamente será imposible.

La restauración de la viabilidad de las finanzas públicas -sugiere Augusto de la Torre- requerirá una medida de ingresos ¿cuál? subir el Impuesto al Valor Agregado (IVA), aunque sabe que la Asamblea Nacional no estará de acuerdo, por lo que no cree que esta sea una posibilidad.

Combustibles

Por eso plantea otra alternativa “que se debería pensar seriamente para el bien del Ecuador para su futuro y mediano plazo: eliminar de un tajo, completamente, los subsidios a los combustibles”.
Sabe que, de aplicarse esta medida, el choque inicial es duro, pero después asegura que el país “podrá correr”.

Lo importante con la eliminación de estos subsidios es que los precios de los combustibles en el país “se muevan” con los precios internacionales en exportación, importación y comercialización.
Esto es fundamental -afirma- porque no hay ninguna economía que funcione bien en Latinoamérica que no trabaje con precios de combustibles internacionales, en el Ecuador eso nos cuesta “dinerales” en términos fiscales, de eficiencia y de distribución.

Salarios

Otra idea de este economista es tocar el tema salarial, porque considera que para restaurar el crecimiento el Ecuador se enfrenta al gran problema de que es un país poco competitivo, pues el salario supera los 400 dólares al mes (décimos, etc.) y en Colombia son 300 dólares.

Entonces, a cualquier inversionista le parece que Ecuador es un país difícil para invertir, dice.
“Si el Ecuador no alcanza a tener un mercado laboral parecido a los mercados laborales de un país moderno, vamos a tener una recesión de cinco años, hasta que la economía encuentre el camino del crecimiento”. (ACR)-(I) Ver video: www.elmercurio.com.ec


IR A LA CONCESIÓN

Carlos Cordero Díaz, exrector de la Universidad del Azuay (UDA), alerta que hoy, fruto del “desorden” que hubo en los diez últimos años, el problema más visible de la economía ecuatoriana es el fiscal, y todavía no está resuelto.

Además, el servicio de la deuda en los próximos años será creciente, aproximadamente el Ecuador tiene que destinar diez mil millones de dólares para cumplir con la deuda, en intereses y amortizaciones que vendrán a futuro.

Para mejorar ese presupuesto, Cordero sugiere empezar a plantearse medidas no solo de reducción del gasto corriente, que será muy difícil por el ambiente social y político, sino medidas para hacer rentables aquellas inversiones públicas que no lo son.

El objetivo sería que ese gasto de inversión se convierta en una fuente de ingresos para el Estado “pensemos en hidroeléctricas, a lo mejor puedan ser fuente de ingreso vía concesión, vía vinculación con el sector privado”, sugiere este académico. (I)


INDEPENDENCIA

Vicente Albornoz, catedrático, rememora que la economía ecuatoriana se estaba moviendo en el pasado al ritmo del gasto público. Ahora, según el BCE, vamos ya siete trimestres consecutivos de crecimiento, a pesar de que en los últimos cuatro trimestres el gasto público ha caído.
“A pesar de esos cuatro trimestres, la economía no ha entrado en recesión, sí se ha desacelerado. Es buena noticia, significa que quizás esta economía antes totalmente atrapada al gasto público, hoy tenga poquito de independencia”. (I)

LAS FRASES

“El gasto público comparando los primeros ocho meses de 2018 con los primeros ocho meses de 2017 cayó a 600 millones de dólares; el gobierno gastó menos este año que el anterior”: Vicente Albornoz.
“Estos 600 millones se dieron por reducción del gasto de inversión en 1.400 millones de dólares, reducción que se da a pesar de que el gasto en intereses estamos endeudado y pagando intereses altos”.

“Si el gasto público tendrá que seguir reduciéndose, tendrá que darse en la parte políticamente más complicada: reducir el gasto público en inversiones, reducir el gasto en sueldos, políticamente muy difícil”.