El transporte público eléctrico ya es una realidad en Cuenca

1272
Con la electromovilidad se disminuirá los graves niveles de contaminación que afectan a todos.

Hablar de un sistema masivo de transporte público eléctrico en el Ecuador y en la ciudad de Cuenca ha dejado de ser una posibilidad para convertirse en hechos reales, lo cual cual contribuirá al equilibrio de las condiciones medioambientales y la mejora de la calidad de vida de las poblaciones, fue el sentir generalizado al interior del Primer Foro Internacional de Electromovilidad que culminó ayer en la Universidad de Cuenca.

Si se habla de transporte eléctrico masivo, Cuenca se coloca a la cabeza de todas las ciudades del Ecuador y muchas de AméricaLatina con el tranvía que, lejos de ser un «juguete turístico», como muchos detractores lo han calificado, va a cambiar la cultura del transporte público, expresó el gerente de la Empresa Municipal de Movilidad (EMOV), Adrián Castro.

Señaló que con el tranvía hay mucha distancia en las características respecto a los sistemas alternativos de otras ciudades, como por ejemplo la aerovía de Guayaquil que tiene 5 estaciones en 4 kilómetros, el tranvía tiene 14 kilómetros.

Eliminar cerca de 19 buses por cada vagón del tranvía es reducir en grandes niveles la contaminación ambiental por el dióxido de carbono (CO2) que escapa de la combustión de los motores, puntualizó Castro.

Recordó que meses atrás, en convenio con la Universidad de Cuenca se trajo un bus para realizar pruebas de funcionamiento y rendimiento en la geografía y clima de la ciudad, eso permitió constatar que sí es factible la implementación de este sistema en la urbe, añadió.

Con los resultados de las pruebas, el GAD Municipal y la empresa proveedora de buses eléctricos B y D (Build Your Dreams – Construye tus sueños) entregarán a los transportistas por dos o tres meses un bus para que lo prueben en una línera concreta y con el número de pasajeros adecuados y así determinen si funciona o no el sistema, anunció el funcionario.

Este préstamo se concretaría a partir de noviembre o diciembre de este año, según la conversación mantenida con el gerente de la empresa, Jorge Burbano, quien se reunirá en estos días con los directivos de la Cámara de Transporte.

En el caso de taxis, Loja tiene 50 unidades en circulación pero con algunos problemas, sobre todo la recarga de las baterías, lo cual es un tema a tomarse muy en cuenta, dijo Castro.

Detalles

Se empezó con unidades con 50 kilómetros de autonomía y hoy se sobrepasa los 300 kilómetros, esto facilita la instalación de electrolineras en sectores clave de las principales rutas del país.

B y D está haciendo pruebas con un camión eléctrico para empresas de logística, con resultados exitosos. Lo importante es que la tecnología ya está en Ecuador y está en proceso de afianzamiento.

Sistemas eficientes

Desde los desarrollos tecnológicos y las regulaciones institucionales es plenamente factible implementar en Cuenca y el país sistemas de transporte público eléctricos eficientes, expresó Juan Leonardo Espinoza, docente e investigador de Energías Renovables, de la Universidad de Cuenca.

Los vehículos eléctricos tienen ya muchos años de desarrollo y han mejorado los rendimientos y las economías, aunque el tema de la duración de las baterías sigue siendo sensible, sobre todo por la falta de estaciones de recarga rápida (20 ó 30minutos), puntualizó el técnico.

Se necesita de la voluntad y decisiones técnico políticas de los gobiernos para propiciar la comercialización de estos vehículos y sobre todo para cambiar la mentalidad de los ciudadanos en torno a la movilidad, subrayó el técnico.

De acuerdo al gerente de la empresa B y D, Ecuador tiene al momento una importante flota de vehículos eléctricos, desde 2016, 50 taxis en Loja, con un recorrido de 100.000 kilómetros, y la instalación de una electrolinera, tres buses que han rodadado en Cuenca, Loja, Quito y Guayaquil, donde una de las empresas está adquiriendo 20 unidades de 12 metros. (MCM) (I)