“Con los bolsillos vacíos llegamos de Venezuela”

Migrantes desmienten a presidente Maduro quien dice que salen del país con mínimo 5.000 dólares.

1862
En la Posada San Francisco, decenas de venezolanos, llegan al medio día para servirse un plato de comida. No tienen trabajos estables ni recursos. LCC

Las declaraciones del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en medios internacionales en los que indica que quienes deciden salir de su país lo hacen con el bolsillo «lleno de dólares» y seducidos por ofertas engañosas, indignan a los migrantes venezolanos que están en Cuenca.

En una noticia publicada por la Agencia EFE el martes anterior, Maduro declaró que «Una característica de la emigración venezolana es que sale del país con el bolsillo lleno de dólares, lo mínimo que llevan 5.000 dólares… Venden una moto, venden un carro, y algunos han vendido hasta el apartamento».

Reacciones

«Es mentira lo que él (Maduro) dice, si yo tuviera esa cantidad o más dinero no habría salido de Venezuela…», expresó Michel Delgado, mientras hacía fila en la entrada de la Posada San Francisco para recibir un plato de comida.

Delgado llegó a Cuenca en el mes de marzo y para salir de su país tuvo que vender su vehículo por el cual le dieron 200 dólares, con los que pudo viajar solo. Tres meses después pudo traer a su esposa y sus hijos.

El migrante afirmó que con el dinero que pagan en su país «apenas alcanza para una cubeta de huevos mensual y para nada más». La pobreza y el hambre es lo que prima.

Yenny Villasmil, quien es licenciada en Educación Inicial y en Venezuela trabajaba como profesora, tuvo que vender sus enceres domésticos para conseguir dinero, unos 100 dólares aproximadamente, que utilizó para viajar a Medellín, Colombia; en donde tuvo que trabajar, reunir dinero y luego viajar a Cuenca. Está aquí desde junio pasado.

«Nosotros estamos aquí porque Maduro es un asesino en masa. Somos migrantes forzosos, yo no salí con 5.000 dólares», manifestó.

Villasmil tiene tres hijos y dos nietos. Todos residen en la ciudad, pero carecen de recursos, así que al igual que Michel acuden a la Posada San Francisco por un almuerzo.
Según comentó, en Venezuela sí hay recursos y dinero, pero el Gobierno se “roba” para sus bolsillos.

Evento
Frente a la crisis que se vive en el país caribeño, un grupo de barberos conformado por venezolanos y cuencanos, organiza el evento «Un Corte por Venezuela» que se efectuará el domingo en «La Barbiére» que está en la avenida 12 de Abril 2-11 y Arirumba

La iniciativa nació de Abisail Aparicio, quien junto con su hermano Joel, salieron de Venezuela.

Ambos laboran en «La Barbiére» justamente por toda la situación de su país, en especial por la dificultad de conseguir medicinas. Así que planteó su propuesta a los dueños de la barbería, Gustavo Pinos y Juan Parra y su compañero de trabajo Fernando Sigüenza, quienes decidieron apoyarlo.

«En Venezuela se puede conseguir comida y otras cosas pero el medicamento es escaso», sostuvo Abisail.

El domingo la barbería atenderá a quienes deseen cortarse el cabello o su barba, todo lo que se cobre se donará para comprar medicinas.

Ese día se ofrecerá comida venezolana y habrá presentaciones artísticas.

Otra forma de ayudar es entregando ropa en buen estado que los jóvenes donarán a los venezolanos que lleguen a la ciudad. Una tercera forma de ayuda es mediante donaciones económicas. (PVI)-(I)