Parroquias urbanas y rurales de Cuenca piden más destacamentos policiales

987

Solo en Cuenca existen 42 Unidades de Policía Comunitaria (UPC) que están distribuidas en el área urbana y rural.

“Tenemos entre ocho y nueve policías para la parroquia, pero no son suficientes. Requerimos más…” indicó ayer Daniel García, presidente de la Junta Parroquial de Ricaurte, al norte de la ciudad.

La parroquia tienen cerca de 25.000 habitantes señaló el dirigente y la Unidad de Policía Comunitaria (UPC) que está frente al Mercado 4 de Noviembre, no presta las condiciones necesarias para albergar a más uniformados. “Hace unos cuatro o cinco años el Ministerio del Interior nos ofreció construir una nueva UPC y aumentar el número de policías a 14” aseveró.

García pidió a las autoridades que apoyen a la parroquias, ya que en Azuay hay cantones con menos habitantes que Ricaurte y tienen mejores UPC.

Mientras que en Ricaurte si cuentan con un establecimiento de policía, parroquias como Checa y Chiquintad son atendidas por la unidad que está en el sector de Tixán.

Manuel Quito, presidente de la Junta Parroquial de Chiquintad comentó que antes había una UPC en el centro de la parroquia pero fue retirada.

En el destacamento que opera en Tixán hay cuatro uniformados que laboran en turnos, que no son suficientes para atender a dos parroquias y otros sectores señaló Quito.

Distribución

Alfredo Puga, jefe del departamento de Policía Comunitaria del Azuay, explicó que de acuerdo al nuevo modelo de gestión, la Policía Comunitaria en la subzona Azuay está dividida en ocho distritos.

En el caso de Cuenca, están Cuena Norte y Cuenca Sur, a los que se suman los distritos: Girón, Gualaceo, Nabón, Paute, Ponce Enríquez y Sígsig.
En todos los distritos están desplegadas las unidades de policía que en total son 85.

Cada distrito está dividido en circuitos, es decir, espacios de territorio en los que la Policía Comunitaria da cobertura. A su vez en los circuitos hay subcircuitos, así que la atención responde a esta distribución.

Además, en la provincia existen diez UPC flotantes que funcionan en donde en las zonas en las que no hay un local para la unidad. Sin embargo, no por esto no se protege la zona sostuvo Puga, ya que se designan policías en patrullero o motocicletas para que cubran los sectores.

Para instalar un destacamento de la Policía Comunitaria se analiza la necesidad del servicio de acuerdo al índice delictivo de cada zona o parroquia que maneja la Policía Nacional refirió Puga.

De acuerdo a los estudios de la institución hay sectores en los que se cometen más delitos a diferencia de otros y la Policía da prioridad a los puntos más conflictivos que hay en la ciudad y provincia. (PVI)-(I)