La organización barrial

406

Se anunció en días pasados la creación de lo que se denominará la Asociación Provincial de Barrios y Comunidades del Azuay. Los promotores de esta nueva organización ciudadana, según expresaron, buscarán a diferencia de otras organizaciones similares, funcionar con autonomía de los poderes políticos. Actualmente-señalaron- cuando las autoridades ven que los habitantes de una comunidad no pertenecen a la línea política del régimen, no hacen obras. Anunció, además, que actualmente la Asociación se encuentra buscando su legalización y cuenta ya con setenta y dos barrios de distintos cantones, así como con la presencia de cuarenta y un comunidades.

La organización barrial tiene una larga historia de participación activa y destacada en la vida urbana. En el caso de Cuenca constituyeron los núcleos en torno de los cuales creció y prosperó la ciudad. Su participación en hechos como la independencia, fue decisiva hasta el punto que no se puede entender a cabalidad el hecho emancipador si no es con el apoyo de los barrios históricos de nuestra urbe y de las restantes del país. Varias de las movilizaciones que derrocaron a distintos gobiernos en el siglo pasado, se nutrieron de la organización barrial. Frente a esa realidad, la organización barrial actual ha decaído y no tiene ya en buena parte de los casos la representatividad que tenía antes.

El eclipse de los barrios tiene variadas causas. Una de ellas es la movilidad creciente de la gente, que ya no vive como antes casi toda su vida en un solo barrio, sino que cambia frecuentemente. Las urgencias del mundo actual restan tiempo a la relación entre vecinos y hacen que muchas veces la gente no sepa siquiera quien vive a su lado. Hay, también, una politización de algunos dirigentes barriales que no van a esas funciones para servir a sus vecinos, sino para escalar posiciones, lograr notoriedad y sacar luego réditos particulares. La ecuación apoyo político a una autoridad y devolución en obras o favores personales, n es una relación sana y de eso se da cuenta la ciudadanía que ha perdido significativamente confianza en algunas de esas organizaciones.