Huésped Nativo llega a su fin

Una semana agitada para los jóvenes creadores que están dentro de este proyecto y ponen a punto sus trazos.

1303
Stefano Espinoza pinta su grafitti en las puertas lanfor y como testigo de esa obra está el músico venezolano. LCC.

El rodillo sobre las paredes y el espray sobre las puertas lanfor dan forma a las obras de arte, que surgen dentro de los proyectos de intervención en espacios urbanos de la ciudad y son parte de la segunda fase del proyecto Huésped Nativo: Residencia Artística.

Una semana agitada para los jóvenes creadores que están dentro de este proyecto y ponen a punto sus trazos. Es de ver la propuesta que Jonathan Mosquera deja lista en la pared del inmueble ubicado en las esquinas de las calles Benigno Malo y Mariscal Lamar (Banco Central-donde se cambian billetes por monedas).

En principio, la imaginación llevaba a pensar que el artista plasma libros; pero no, en realidad son ilustraciones de cajas de fósforo. Esta propuesta tiene que ver con una lectura a nivel de la ciudad. Jonathan trabaja con elementos publicitarios y ha tomado a las cajas de fósforos para usar su gráfica “el gallito” en la portada de las mismas, una obra en tres dimensiones.

Alterar símbolos, palabras que tengan una connotación política, está dentro de la propuesta de Jonathan que utiliza un rodillo, extiende sus manos lo más que pueda desde la escalera para lograr su objetivo, que es enseñar una especie de metáfora, con una torre donde sus cimientos que están viejos y caducos; mientras la cúpula lleva una estética diferente. Esta es una de las obras que alimentan el proyecto Huésped Nativo llega a su fin.

La clausura del programa

La Residencia Artística, un proyecto de la Dirección de Cultura del Municipio que empezara en abril, se clausura mañana desde las 18:30, con un programa a desplegarse en dos escenarios: El Puente Juana de Oro y el Puente Mariano Moreno, ubicados en la Paseo Tres de Noviembre.

El puente Juana de Oro será el espacio donde se presentará música crossover, música electrónica y proyección de mapping a cargo de René Martínez sobre las escalinatas (Las que dan al Hotel Crespo), además compartirán escenario “DJ’s” de Quito, Guayaquil y Cuenca.

En el puente Mariano Moreno, escenario principal, la tarima recibirá a los Wazy Style para una batalla de freestyle, y junto con el colectivo estarán artistas urbanos que plasmarán grafitti, todo eso acompañados de los “H con Rumba”, Luna Piedra y DJ Mixto.

Huésped Nativo es un programa que se ejecutó en tres etapas: la primera con acciones e intervenciones en espacios rurales; la segunda en espacios urbanos; y la tercera con los 12 éxitos de la investigación cuencana, además se hará un documental de la primera etapa y los productos impresos de los 12 grandes éxitos.

Jonathan Mosquera, artista plástico, realiza su obra en una de las paredes del Centro Histórico. LCC

El graffiti en las puertas lanfor.

El olor a spray no asustaba al arpista venezolano que se ganaba la vida poniendo música. Mientras Stefano Espinoza cuidaba cada detalle del grafitti, el músico interpretaba “Moliendo Café”. Algunos transeúntes se deleitaban con el arte de pintar y de la música, otros, la mayoría, pasaban de prisa.

El tema del grafitti de Stefano se relaciona con el mundo afectivo de pareja, su obra lleva esos sentimientos de las parejas queer al espacio público. Las figuras realizadas por el joven antropólogo y artista urbano salieron de esas ilustraciones que tiene en su celular, escenas cotidianas, tiernas, personales que, cosas que se viven en espacios más familiares, íntimos.

La afinidad del artista se va por el uso de colores pasteles, son cromáticas que reflejan esa ternura que caracterizan sus rostros, sus retratos. Varios días de labores entre el pensar de la obra, estudiar el espacio y proponer el tema que ya toma forma.

Junto a Stefano está Diego Humberto Molina, quien adopta dos temáticas para su trabajo en tres puertas; la primera es retratar a las mujeres que se ganan la vida en las puertas de los templos y teatros vendiendo velas o golosinas, es llevar al arte estos negocios propios del centro histórico y que están como parte de la cultura de una ciudad.

“Por qué no recatar la presencia de estas personas que hacen historia” afirma Diego. Los artistas tienen como objetivo terminar las obras hasta el viernes y dejar listo para los transeúntes. Para muchos de los participantes, Huésped Nativo ha sido la opción para presentar trabajos que encajen en espacios donde regularmente no están como es el Centro Histórico.

El proyecto culminará en noviembre con la muestra de todo lo logrado, de las memorias de aquello que significó estos meses de presencia en zonas periféricas y urbanas de la ciudad. (BSG)-(I),