Claroscuro prima en retratos a carboncillo

Washington Cruel, docente y artista de Esmeraldas, radicado en Cuenca por tres décadas tiene un apellido único, pero su apelativo nada tiene que ver con su sensibilidad frente a la vida

824
Washington Cruel mientras enseña las obras que se exponen en la Galería de la Alcaldía. LCC.

De todas las obras en retrato logradas con la técnica del claroscuro en carboncillo, la mirada es lo primero que atrapa al espectador.

Washington Cruel, docente y artista de Esmeraldas, radicado en Cuenca por tres décadas tiene un apellido único, pero su apelativo nada tiene que ver con su sensibilidad frente a la vida, fruto de ello es la creación de obras en las cuales pone énfasis en esas expresiones para sacar a flote esas cosas tan profundas de los afro-descendientes.

“Dibujos y Carboncillos” es el título de la muestra que se presenta en la Galería de la Alcaldía”, es una exposición en la cual se resalta esa mirada dulce y cautivante de la mujer, la mujer adulta, la mujer adolescente, la mujer niña: la mujer afro de ojos grandes, vivaces, brillantes, de pañuelo que cubre su cabeza.

Washington es bachiller en artes, licenciado en cultura física, payaso de profesión, es un multifacético hombre y en todas esas fases se traviesan con la acción del arte. Obras en mediano formato, con un fondo negro, un fondo que en realidad es el enigma de su propuesta.

El fondo es el resultado de muchos años de practicar hasta lograr un auténtico manejo del claro oscuro, una técnica que exige encajar con un estilo único el dibujo que el artista desee aplicar. Son obras que exige estudiar y estudiar cada trazo, cada aspecto, muchas horas, muchos días, es ver un día y cambiar al otro.

La exposición de ahora es producto de dos años de trabajo. 140 obras las elaboró, y de ellas, luego de un proceso curatorial ejecutado por el propio artista se exhiben 29, imágenes de retratos, un desnudo y algunos bodegones, en todos está esa sutileza del claro – oscuro, el manejo de la luminosidad, el brillo.

Los referentes para cada imagen son las fotografías, imágenes sacadas desde la Internet. Son fotografías de gente de raza afro, porque el carboncillo compagina con la textura y la magia de la estética que tiene la gente de piel oscura.

Lograr la maravillosa figura femenina con su expresión es una cuestión de maestría en la concepción y trazo de la anatomía del cuerpo humano, en la percepción correcta para retratar la musculatura. En los bodegones, la magia es encajar la imagen del objeto que forma parte del bodegón. La muestra estará por agosto y septiembre. (BSG)-(I).