Viceprefecta denuncia cortapisas a su trabajo

María Cecilia Alvarado, viceprefecta de la provincia de Azuay, hizo pública una denuncia por lo que califica como “violencia política” por parte de Paúl Carrasco, prefecto de Azuay.

557
María Cecilia Alvarado, viceprefecta de la provincia de Azuay y candidata a la Prefectura de Azuay. LCC

Y es que luego del 20 de julio en que Alvarado anunció su candidatura a la Prefectura de Azuay se le retiraron las funciones que les habían sido asignadas por Carrasco.

“Dos meses después no tengo vehículo, asistente, ni secretaria ni conserje. Las personas que me apoyan son despedidas; presionan a funcionarios. Esta forma de hacer política va a cambiar”, dijo las funcionaria.

Y agregó “intentan molestarme a mi, lo que no se dan cuenta es que molestan a la provincia, no me afectan a mi, a mi politicamente hasta me aventajan…”, dijo Alvarado.

Cerrada

Ella no puede ingresar a su despacho a la Casa de la Provincial, pues está cerrada por periodo vacacional, lo que también considera una limitante para cumplir con sus labores.

Pero las cortapisas a su trabajo se intensificaron, de acuerdo con Alvarado, cuando resolvió desafiliarse del movimiento político Participa, cuya principal figura es Carrasco.

La Prefectura del Azuay presentó un documento de acción de personal donde en que consta que Alvarado está en periodo de vacaciones por 32 días desde el martes 31 de julio al viernes 31 de agosto.

Además comunicó que si bien las actividades en la parte administrativa están suspendidas en lo operativo se cumplen con normalidad. Por ejemplo el programa Crecer ayer incrementó la entrega de la leche a 7500 personas (CSM)-(I)