4 problemas visuales que pueden afectar el rendimiento escolar

3983

La visión es un factor determinante en el rendimiento escolar de los niños y niñas. Esto debido a que cuando existen problemas oculares sin diagnóstico oportuno, los estudiantes no logran tener una adecuada concentración y procesamiento de la información. Las patologías más comunes y que no son detectadas a tiempo por el entorno familiar suelen relacionarse a defectos de refracción: astigmatismo, miopía e hipermetropía; afectando a alrededor del 20% de los infantes. Frente a esta situación, Alejandro Lalama, optómetra de Óptica Los Andes, preparó un listado de los problemas visuales más comunes que afectan a estudiantes escolares para contribuir a su salud visual.

“Para evitar cualquier problema ocular en los niños, lo más recomendable es visitar al especialista para realizar una valoración integral y descartar o confirmar un diagnóstico. Ante la mínima sospecha es mejor acudir a control, ya que en la prevención radica el éxito de evitar complicaciones”, indicó Lalama.

1. Síntomas de la miopía:

La miopía consiste en la dificultad para ver objetos lejanos y aparece generalmente alrededor de los 6 años de edad. Se presenta con los siguientes síntomas:

● Entrecerrar los ojos para enfocar a larga distancia.
● Confundir personas que se encuentran a una distancia más o menos lejana.
● Preferir actividades para las que se requiere el uso de visión cercana.
● Acercarse mucho a los objetos para verlos o leer.
● Mirar la televisión o el computador muy cerca.

2. Síntomas de Hipermetropía:

Esta patología es la incapacidad de ver con claridad los objetos próximos y suele ser fisiológica, por lo que está presente en la mayoría de niños al nacer. Sin embargo, va desapareciendo a medida que el ojo va creciendo. En algunos casos, sin embargo, puede persistir de por vida. Si se trata de una hipermetropía elevada no corregida, puede provocar ambliopía (mala visión de un ojo) o estrabismo (desviación de la dirección de los ojos/mirada). Los signos de alerta son:

● El más común es visión borrosa a cortas distancias.
● Dolor de cabeza al realizar actividades de visión cercana.
● Cansancio ocular.
● Enrojecimiento de los ojos.
● Entrecerrar los ojos para enfocar.

3. Ambliopía u ojo vago:

Este problema visual afecta a alrededor del 2% al 5% de la población y es una de las causas más comunes de la pérdida de visión en los países desarrollados. “Hay que estar alerta si el niño es prematuro o hay antecedentes de ojo vago en los familiares, problemas de refracción o problemas de retina”, enfatizó el especialista de Óptica Los Andes. A pesar de que esta patología suele ser asintomática, estos son algunos signos de alerta:

● Dolores de cabeza o de cervicales.
● Cuando el niño ya ha aprendido a leer se salta palabras o confunde letras.

4. Estrabismo:

Esta patología afecta del 3% al 6% de la población. Es muy importante que se diagnostique a tiempo, ya que una de las causas en la que puede desencadenar es la ambliopía que, en niños, puede corregirse con tratamiento, mientras que no puede corregirse en edad adulta. Algunos de los signos son:

● Mala alineación de los ojos.
● Los ojos no se mueven a la vez hacia la misma dirección.
● Inclinación de la cabeza hacia un lado para mirar a puntos concretos.
● Guiña los ojos o se los frota habitualmente.
● El niño tuerce o cierra un ojo para enfocar.

“Otras señales de problemas de visión pueden ser el bajo rendimiento del niño y la falta de atención y concentración, manchas blanquecinas en la zona de la pupila, molestia frente a la luz, enrojecimiento de los ojos, posiciones no naturales de la cabeza para enfocar, dificultad para distinguir los colores”, agregó el optómetra Lalama.

Recomendaciones para estimular la visión de los niños:

● Entre 1 y 2 años:

❖ Seguir líneas en una pizarra o papel de arriba para abajo, de la izquierda a derecha, y en diagonal.
❖ Estimular la relación conocimiento y visión, jugando con letras y números magnéticos (Sirven incluso para decorar el refrigerador y son recomendables para favorecer los inicios a las primeras operaciones matemáticas.).
❖ Realizar juegos de números para estimular la memoria de los niños.
❖ Mover los ojos de izquierda a derecha para leer, poniendo el dedo del niño en cada palabra que lea.
❖ Estimular a que el niño relacione objetos con sus nombres respectivos.
❖ Ayudar a coordinar ojo-mano y ojo-pie, jugando a la pelota, al globo o con una raqueta.
❖ Jugar con rompecabezas, cubos, puzzles, dominós y bloques.

● Entre 5 y 8 años:

❖ En este periodo es conveniente observar si el niño tiene o no dificultad para leer la pizarra (lejos) o los libros (cerca). Es necesario detectar de manera temprana si el niño necesita de condiciones y materiales especiales para ver. Y para eso es aconsejable lo siguiente:
➢ Facilitar libros con tamaño y formas de letras de acuerdo a su edad.
➢ Estudiar en un ambiente con buena iluminación. Lo más recomendable es situar su mesa de estudio cerca de una ventana, ya que la luz natural es la mejor.
➢ Proporcionar un lugar tranquilo para que el niño lea y estudie.
➢ Colocar al niño a unos 60 cm de distancia de la pantalla del computador y a una buena distancia de la televisión. Recuerde que no debe exponerse delante de las pantallas más que una hora al día.