Intendencia clausura un burdel clandestino

Las autoridades verificaron la falta de permisos de funcionamiento y ausencia de condiciones de seguridad.

1287
La Policía Nacional e Intendencia de Policía realizaron el control en un local ubicado en la avenida González Suárez y Guapondelig.

La Intendencia General de Policía en coordinación con agentes de la Dirección General de Inteligencia (DGI) de la Policía Nacional desarrollaron un operativo para clausurar un local en el que habría estado funcionando un prostíbulo clandestino, en la avenida González Suárez y Guapondelig, cercanías del Cementerio Patrimonial de Cuenca.

Como resultado, las puertas del inmueble quedaron con sellos de clausura. Durante la inspección del sitio, realizada la noche del viernes 17 de agosto, la autoridad constató irregularidades como falta de los permisos de funcionamiento y el incumplimiento de normativas de seguridad en el local que aparentaba ser un bar.

Jorge Cabrera, intendente de Policía en Azuay, detalló que se receptó denuncias de moradores que indicaban que en el sitio se estarían prestando servicios sexuales. Con esta información, agentes de la DGI efectuaron los seguimientos y verificaron la presencia de mujeres y la aparente prestación de servicios sexuales a los clientes en habitaciones; esto en un sitio no autorizado.

Cabrera señala que el local comenzó a funcionar hace cuatro meses, pero por alguna razón el administrador suspendió las actividades y en las dos últimas semanas nuevamente volvió a funcionar el negocio como centro de diversión nocturna. Los administradores habrían realizado la invitación a los clientes con el uso de redes sociales, anunciando una inauguración del local.

El Intendente precisó que entre las irregularidades, la casa no cuenta con un medidor de energía eléctrica, llegando a la conclusión que no se prestaba las condiciones básicas de seguridad. La autoridad presume que la energía eléctrica era abastecida desde otro inmueble.

Durante el control, la Policía Nacional solicitó la documentación de las personas que permanecían en el lugar y confirmó la presencia de mujeres de nacionalidad extranjera; la documentación de ellas estaba sin inconvenientes. De igual manera, la Policía con el uso de un sistema informático revisó que los asistentes no tengan en su contra ordenes de captura vigentes por delitos u otras circunstancias; no hubo novedades ni personas detenidas.

La Intendencia de Policía señala que actualmente la considerada como zona de tolerancia, en Cuenca, está ubicada en el barrio Cayambe, lugar donde funcionan los centros nocturnos.

En días anteriores, en la zona de tolerancia, tres burdeles fueron clausurados por diferentes causas como falta de permisos de funcionamiento, presencia de personas indocumentadas y trabajadoras sexuales de otros países en condición migratoria irregular, además irregularidades en las normas de seguridad e higiene. (KOQ)-(I)

DETALLES:

– La Intendencia General de Policía del Azuay ha realizado la clausura definitiva de cuatro locales por el desarrollo de actividades no autorizadas.

– En el reciente local clausurado, la Policía Nacional determinó que los servicios sexuales eran prestados por un valor que oscilaba entre 40 a 60 dólares.

– La semana anterior, durante un control en un burdel en la zona de tolerancia, la Policía localizó a una trabajadora sexual que tenía vigente una boleta de detención emitida en Guayas.