¡La mejor agua del Ecuador!

Gonzalo Clavijo Campos

1010

La Organización Mundial de la Salud OMS define al agua potable, como aquella que una persona puede beber o ingerir todos los días, durante toda su vida y sin ningún riesgo para su salud y bienestar.

El agua potable consumida por los cuencanos, además de cumplir con los requisitos establecidos por la OMS, es de sabor agradable, no tiene color ni turbiedad, disuelve fácilmente el jabón, la dureza es reducida, siendo estos parámetros, que lo posicionan para considerarla como “la mejor agua del ecuador” y sin duda de las mejores de Latinoamérica.

Los atributos tan singulares del agua potable de Cuenca que llega a cada uno de nuestros hogares, para satisfacer las necesidades básicas y esenciales y de los comercios e industrias, se debe a una larga experiencia exitosa de ETAPA, en los procesos de potabilización, conducción y distribución del líquido vital y en estos últimos años con la implementación del denominado “Sistema de gestión de la calidad”.

Así es como este día martes 7 de agosto, la organización internacional SGS Ecuador entregó a ETAPA EP, la Certificación ISO 9001: Versión 2015, a los procesos vinculados a la producción de agua potable, para lo cual debieron laborar por lo menos 180 empleados y trabajadores de distintas áreas, en el Programa de Calidad que permite planear, controlar y mejorar cada vez los procesos, garantizando en un 100% los índices de calidad, continuidad del servicio y la atención a los usuarios, es decir a toda la población urbana y su área de influencia.

¿En qué consiste esta certificación? Las empresas y organizaciones de todo el mundo, grandes o pequeñas, deben tener un sistema de calidad con base en las Normas ISO serie 9001, para verificar su capacidad de proveer servicios que atiendan las necesidades de sus clientes, así como requisitos legales y reglamentarios aplicables, más aun tratándose de la provisión del líquido vital, de un servicio básico y esencial.

El Señor Gerente de ETAPA, Ing. Boris Piedra Iglesias, expresó en la ceremonia de entrega de la Certificación, que alcanzar el aval no es el objetivo, “lo que hemos buscado es demostrar a la ciudadanía, verdadera y única dueña de esta Empresa, que en ETAPA hacemos bien las cosas. Con la Norma disponemos de una herramienta para poder plasmar en el día a día nuestro compromiso de calidad con los cuencanos. Estamos en todos los hogares y por ello el anhelo de seguir creciendo como Empresa, como sociedad y como ciudad, bajo un esquema de usos de buenas prácticas en la gestión y trabajo en equipo, dirigido a la excelencia en el servicio”.

Pero no son únicamente los sistemas de potabilización urbanos, los que garantizan la calidad de este servicio básico y que permiten disfrutar de agua potable con los más altos estándares internacionales, por parte de los cuencanos, son evidentemente sus características físicas y químicas naturales, fruto de rigurosos cuidados en la preservación y protección de las fuentes de agua en donde se genera la “materia prima”, a saber las cuencas hidrográficas de los ríos Tomebamba, Yanuncay y Machángara.

Gonzalo Clavijo Campos