Barajan opciones para dar continuidad a La Orquídea

El interés del Prefecto es que el Festival de Cine como tal no se pierda, y ante la pregunta de uno de los periodistas sobre el destino de La Orquídea

228
Funcionarios de Ministerios, junto con Paúl Carrasco, prefecto del Azuay, en la sesión de presentación del Festival de Cine. LCC

Revelar el monto de inversión que requiere el Festival de Cine La Orquídea de Cuenca, no es prioritario para el Prefecto del Azuay Paúl Carrasco. La experiencia de ediciones anteriores cuando lo dio a conocer le dejó como lección, que es preferible no revelar, porque algunos sectores políticos y sociales dedican tiempo para hablar de ello; y en su lugar pidió que el Festival se valore desde lo que implica tener un evento de esta naturaleza.

Esta aseveración la hizo, al final de la conferencia de presa que Carrasco, junto con algunos funcionarios de los Ministerios de Cultura y Turismo, la Casa de la Cultura y la Directora del Festival, anunciaran la séptima edición de La Orquídea, que se realizará del 19 al 26 de octubre próximo.

Fundación para mantener el festival

El interés del Prefecto es que el Festival de Cine como tal no se pierda, y ante la pregunta de uno de los periodistas sobre el destino de La Orquídea, una vez que abandone el GAD Provincial del Azuay, Carrasco junto con Rebeca Alvear, la actual directora del festival, señalaron que ya está en marcha el proyecto para la creación de una Fundación que se encargará de mantener el evento.

La propuesta de creación de la Fundación del Festival de Cine La Orquídea de Cuenca, esté en proceso y, para integrar la misma, se ha tomado en cuenta a la empresa privada, la institucionalidad pública y a la academia.

La acción de diversos actores es una forma de conjugar los objetivos de este encuentro. La academia es un soporte de la cita internacional; la empresa privada igual, por el contingente que el festival recibirá de parte de los hoteleros, y el sector industrial; y la institucionalidad, que no descarta la posibilidad de invitar a los Ministerios y GAD Municipal a integrarse a la corporación; eso sí encontrando los mejores mecanismos dentro del marco jurídico.

Dos vías de organización se plantean: por un lado, la Fundación, y por otra, una Asociación Público – Privada que tengan su directorio y manejen el festival. “La meta es que el día de la clausura del festival firmemos, ojalá, el acuerdo para constituir ya sea la Fundación o Corporación del Festival de Cine La Orquídea.

Las novedades que presenta el festival en su séptima son varias y van desde convenios a establecer con Netflix, la invitación de grandes maestros del cine mexicano, pues como se anunciara meses atrás, México es el país invitado para esta cita; y el establecimiento de tres objetivos primordiales que tiene el festival en la ciudad.

Primero, lograr que el cine de la posibilidad a la sociedad cuencana y azuaya de conocer el mundo; segundo, hacer del cine uno de los ejes para el desarrollo y dinamización de la economía y turismo regional en Cuenca; y tercero, que el cine sea uno de los canales para la inclusión social con una propuesta de cultura diferente y sea un ícono de desarrollo para la sociedad en general.

Escenarios y Cine en red

Con esos antecedentes, la perspectiva de Carrasco es que la edición 2018 del Festival congregue por lo menos a 60.000 visitantes, y cerrarla con el concierto de una gran banda. Los escenarios para la proyección de las películas están definidos: los teatros Casa de la Cultura, Carlos Cueva, Pumpaungo, Sucre y dos salas de los Multicines.

La séptima edición contará con algunas innovaciones; empezando con la presencia de 60 cineastas entre actores, directores, productores internacionales; continuando con la emisión de un pasaporte, el portador del pasaporte que tenga sellado la asistencia a todas las películas estará de preferencia en el concierto final.

El cine en redes es otra de las innovaciones, y aquí se citaron las conversaciones que tienen con las series de Netflix: “La casa de papel”, “Luis Miguel”, “Los Cuervos”. La cosa no queda ahí, habrá una sección de cine más ligth orientada a nuevos públicos, esto es a niños y jóvenes que van de 10 a 15 años.

Esta edición del festival cuenta con el respaldo de la Carrera de Cine de la Universidad de Cuenca, el Insituto de Cine y Creación Audiovisual, ICCA, los Ministerios de Cultura y Patrimonio y Turismo la Casa de la Cultura Núcleo del Azuay, cada una de las entidades ha expresado su nivel de apoyo al festival. (BSG)-(I).