Richard Páez: “Cuando consigues un equipo en crecimiento tratas de evitar los cambios bruscos”.

Deportivo Cuenca recibe el domingo al mediodía a Barcelona SC. El DT morlaco bosquejó un posible onceno

165

La expectativa crece entre la afición futbolera local por el compromiso del mediodía del domingo en el Estadio Alejandro Serrano Aguilar. El plan de seguridad se determinará hoy, desde las 10:00, en las instalaciones de la Asociación de Fútbol del Azuay, confirmó su gerente, Rafael Peñaherrera.

Barcelona SC visita invicto la capital azuaya. En la segunda etapa, los tres triunfos al hilo le tienen como líder con 9 +5. Deportivo Cuenca es cuarto con 6 +2 debido a dos victorias y una derrota.

Vinicio Espinel será el árbitro central. Desde su debut como réferi profesional, será la quinta vez que imparta justicia en Cuenca, la primera frente a los canarios. Este año ya le pitó a los morlacos. Fue en la caída por 4-0 en Quito frente al Aucas con dos expulsados de por medio.

Altura

La altitud es una realidad para equipos que no están adaptados a sus condiciones. Es un factor que hay que saber utilizarlo a favor, según el profesor Richard Páez. “No veo a los jugadores del Barcelona SC corriendo 90 minutos”, no están acostumbrados fisiológicamente y “saben muy bien que les va a pesar después de los primeros 30 minutos”.

No obstante, el equipo de Guillermo Almada sabe muy bien cómo sacar adelante este tipo de compromisos. Las estadísticas le favorecen. En lo que va del año, en sus nueve visitas a ciudades de altura registra cinco triunfos, tres empates y solo la derrota por 2-1 frente a Liga de Quito. Sus triunfos no han pasado de un gol de ventaja.

En la primera etapa ganó a Técnico Universitario (0-1), al mismo Cuenca (0-1), a Macará (0-1) y a Universidad Católica (2-3). Empató con Aucas (1-1), El Nacional (2-2) e Independiente del Valle (2-2). En la segunda etapa le volvió a ganar a Técnico Universitario (1-2).

Continuidad

Para el profesor Páez, equipo que viene con una racha positiva debe mantenerse. “El equipo lo asumimos con una condición de crecimiento y cuando consigues un equipo en crecimiento tratas de evitar los cambios bruscos”.

En la práctica de fútbol desarrollada ayer en el principal escenario deportivo municipal, alineó con Brian Heras, Bryan Carabalí, Brian Cucco, Anthony Bedoya, Fabricio Bagüí, Emmanuel Martínez, Jhon Rodríguez, Pedro Larrea, Juan Rojas, Edison Preciado y Jacson Pita. Algunos jugadores fueron conservados por el trajín de partidos.

El central argentino Luca Sosa está listo para debutar, pero tendrá que esperar su turno. “Lo llevé para el partido contra Macará, teníamos pensado una circunstancia diferente en el compromiso…, ya no hubo la oportunidad de darle ese momento que él también está esperando”.

Evolución

En los entrenamientos, cada vez son pocos los momentos en los que Páez hace la pausa para repetir determinada jugada. La evolución es ascendente, “cada día se ve mejores detalles desde el punto de vista del mensaje futbolístico que queremos, es un fútbol en el que hay que cumplir muchas tareas funcionales, esto no es solo tareas automatizadas sino de sincronismo en donde le exigimos al jugador que tome sus propias decisiones… en donde quiero orden y automatismo es defensivamente y allí estamos trabajando algunos detalles porque los dos goles que nos hizo Macará fueron distorsiones en ciertos movimientos que hay que cumplir”.

Aprendizaje

La derrota ante Macará después de siete partidos seguidos sin perder, fue tomado por algunos aficionados como un mensaje de mantener los pies sobre la tierra, aunque Páez asegura que en su equipo no identifica rastros de “agrandamiento” sino de autoexigencia diaria debido a que empezaron a confiar plenamente en sus capacidades.

“La derrota no es que nos haya servido. A nosotros no nos gusta perder. Es una condición que está en la gente que no tiene un mensaje futbolístico coherente… Debíamos perder en algún momento, no hay equipo imbatible en el mundo. Este es un equipo que no tiene el potencial económico ni organizativo para considerarse grande”.

Páez invitó a diversos sectores a “proteger a este grupo de jugadores” para que conserven su autoestima y anticipó que el duelo del domingo será una oportunidad “para borrar la lección de la derrota sufrida con Macará y ojala que sea el principio de otra racha de juegos ganados”. (BST)-(D)