El relato abre las puertas a mundo de investigación

El libro nació como una “idea que buscaba mejorar la experiencia educativa de sus alumnos, y ¿cómo lo haría?, sencillo, dejando de lado la manera tradicional de “enseñar”

784
José Manuel Castellano, coordinador de la obra, después de la presentación de la obra “Aproximación de la Educación Ecuatoriana (2000-2018): Relatos de Vida en el Contexto Ecuatoriano por estudiantes universitarios”. PSR

De a poco el aforo se llenaba. Las voces de jóvenes estudiantes de la Universidad Nacional de Educación (UNAE), llenaban los espacios de la Casa de la Cultura Núcleo del Cañar.

La alegría se les dibujaba en el rostro, se sentía en el ambiente esa
satisfacción por los resultados de un trabajo que a lo largo del semestre lo concretaron: la edición del libro “Aproximación de la Educación Ecuatoriana (2000 – 2018): Relatos de Vida en el Contexto Ecuatoriano por estudiantes universitarios”.

Mantel rojo en la mesa directiva, donde se ubicaron los invitados al acto: Blas Garzón, quien hizo la presentación; Édgar Palomeque, director de la Casa de la Cultura del Cañar; los estudiantes que relataron su discurso, y quien se llevaría los mayores aplausos, José Manuel Castellano, director titular de la UNAE, Miembro de la Academia Nacional de Historia y quien además es el director, impulsor y coordinador del proyecto.

Carlos Villalta, autor-universitario manifestó que: “el libro nació como una “idea que buscaba mejorar la experiencia educativa de sus alumnos, y ¿cómo lo haría?, sencillo, dejando de lado la manera tradicional de “enseñar”, ya que no hay mejor manera de enseñar que investigando”, una idea que, a decir del Blas Grazón, refuerza la línea por donde se encamina la obra que se constituye en el cierre de un proceso educativo y de investigación que se impulsa en las aulas universitarias por parte de Castellano, con más de 80 autores, estudiantes de las carreras de Educación Básica y de Educación Intercultural Bilingüe.

¿Por qué es importante para los estudiantes entrar en estos procesos de investigación? La respuesta sigue siendo sencilla, como lo aseveró Carlos Villalta: para identificar factores y ayuden a potenciar las virtudes de los estudiantes y mejorar en la vida académica y laboral.

Narradores

Informativo, un poco poético, así es la historia de Alexis Sumba, quien mantiene un acercamiento con su abuela, con ella conversa e indaga en esos cambios que por décadas experimenta la educación en su comunidad. Escribir una historia para formar junto con otras un libro, es para Daniela Mendieta “magnífico”; es la posibilidad de resumir en unas pocas líneas 12 años de recuerdos vividos, y no es contar por contar, supera cualquier vanidad, es contar para visualizar el proceso que ha atravesado el sistema educativo ecuatoriano en las últimas décadas.
Entre los tropiezos, lágrimas, entre lo bueno y lo malo, así surge la obra y lo manifiestan los jóvenes autores, para quienes esto es una experiencia que va desde los investigativo, lo literario, hasta lo práctico. Es un libro que se escapa de cualquier instinto o principio de ficción. Cada propuesta es un testimonio real, de experiencias.
De la pluma al teclado. Sí, los textos se relataron ya no en un papel con tinta, sino en la pantalla, y se anota este formato, porque son procesos tecnológicos que cuentan en la formación educativa. (BSG)-(I)

EDUCACIÓN EN HISTORIAS DE VIDA

“He llorado, he reído, he sentido una profunda rabia y una inmensa admiración con estos relatos que representan también un motivo esperanzador para poder creer en estos jóvenes, en sus aspiraciones y en sus sueños…”, dijo José Manuel Castellano, docente coordinador.
¿Cuál es la visión y la intención de Castellano? Cinco semestres de trabajo, dejan como resultado una pequeña muestra de un micro proyecto de auto-relatos de vida de los estudiantes; un primer paso para otros que vienen en el camino y tienen que ver con el aborde del tema de la educación en historias de vida de las generaciones de los abuelos, padres y hermanos mayores.

Cobijados bajo la asignatura “Investigación, acción participativa, historias de vida”, el proyecto de aula tiene como fin, analizar la evolución del sistema educativo ecuatoriano a través de un instrumento, las historias de vida de cuatro generaciones: abuelos, padres, hermanos mayores y estudiantes mismos, que prácticamente cubren un siglo de trayectoria en el sistema educativo del país.
Para el catedrático-investigador, el proyecto contempla dos vertientes: la de los docentes, por un lado; y de los estudiantes, por otro; para conocer una doble perspectiva tanto del alumno y docente a lo largo del tiempo. Un libro, un paso. Al final, todos querían tener del puño y letra grabada en tinta sobre papel, la firma del coordinador José Manuel Castellanos. (BSG)-(I)