Juego de boccia busca espacio en la provincia

504

Vivir y representar la esencia misma del deporte sin importar las limitaciones es la consigna y mensaje del juego de boccia, que a más de dejar este legado dentro de la tercera edición de los Juegos Nacionales del Deporte Adaptado “Cuenca 2018”, busca su masificación, siendo uno de los puntos de mira nuestra provincia.

Así, lo confirmó el entrenador de la selección nacional John Viáfara, al tiempo de ponderar que esta disciplina paralímpica desde 1984 lleva cuatro años de práctica oficial en el país. En la actualidad cuenta con cerca de 50 atletas asiduos.

Viáfara, explicó que este deporte es para personas con discapacidad física severa y parálisis cerebral en silla de ruedas. Por su condición necesitan de un auxiliar.

Y es que se juega en una cancha de 12,5 metros de largo por 6 de ancho, en la que está trazada una “V”. A grandes rasgos, el primer participante lanza una boccia blanca (pelota) y traspone la “V”, luego, con otra bola (azul o roja), debe acercarse lo más posible a la primera; el vencedor es aquel cuyos tiros queden más próximos a la pelota blanca.

Dentro de los III Juegos Nacionales, la provincia anfitriona no contó con representantes, por lo que a decir del estratega colombiano ya trabajan en cambiar este presente. Los que si estuvieron fueron de Guayas, Pichincha, Esmeraldas, Tungurahua, Chimborazo, Santo Domingo y Manabí.

En lo deportivo, el medallista de oro en la categoría BC1 resultó Danny Vallejo de Chimborazo, seguido de Dayana Columba de Pichincha y de Blanca Pineda de Guayas. En la clase BC4, el guayasense César Vélez, fue el mejor.

En la BC2, tras una final del todo pareja, el pichinchano Jorge Delgado ganó el título, al superar a Sara Tello de Chimborazo. Joselyn León de Pichincha, completó el podio. Tanto Delgado, como León, son seleccionados nacionales, incluso en mayo acudieron al Open de Sao Paulo, Brasil.

Fútbol sala

No todo se concentró en el juego de boccia, ya que se cerraron además los certámenes de fútbol sala para “peloteros” con discapacidad intelectual y auditiva y fulbito para personas no videntes.

Dentro de las dos jornadas, el equipo manabita dirigido por el profesor Carlos Balda y de la mano de Edison Fernández, Kevin Cazco y Christian Sornoza, recientes campeones mundiales en Olimpiadas Especiales en Chicago, se robaron el espectáculo, siendo los mejores en discapacidad intelectual.

“Nuestro elenco responde a un proceso desde el 2012. Desde allí siempre hemos logrado el título de manera invicta. Esta vez contamos con jugadores de Ayacucho, Chone, Santana, Portoviejo y de más zonas”, ponderó Balda.

En discapacidad auditiva, las miradas fueron para el equipo de Guayas, bajo las figuras de: Sebastián Paulos, William Lemus, Enrique Roche, Jorge Álvarez y Erick Saquicela, este último el manija y goleador.
En el fulbito para personas con discapacidad visual, la escuadra de Pichincha, que presentó a “Doña” María Teresa Molina como la única dama del torneo impuso condiciones.

García
En la natación, brilló en individuales con cinco medallas de oro y dos de plata la azuaya Belén García, quien de paso se preparó para el Abierto Internacional de Barranquilla, en octubre. Por equipos, Guayas con 25 representantes y alrededor de 20 medallas de oro conservó su hegemonía con el profesor Washington Tutillo de cabecilla. (MOU) (D)